Economía circular: Los chañaritos

12

No podemos seguir creciendo a costa de los recursos naturales porque se agotan. Estamos poniendo en peligro al Planeta, lo sabemos. Está en juego nuestra propia existencia. La economía circular propone un desarrollo sustentable: dejar de crecer a costa de la naturaleza y aprovechar los recursos que fueron descartados pero que son reutilizables. 

La Lic María Vanesa Bruno que está aplicando un programa de economía circular en la localidad de Los Chañaritos, Córdoba. Una comunidad pequeña que está haciendo un trabajo enorme.

-¿De qué se trata este proyecto?

– Hace un año que comenzamos con la clasificación de tres categorías de residuos: plástico, vidrio y papel y cartón. Tenemos 10 puntos de recolección diferenciada en una comuna con 350 habitantes. El PET lo molemos y obtenemos escamas. Estas se mezclan con cemento, y con ese material estamos fabricando bancos y mesas. Los dispondremos espacios verdes que ya están proyectados. La idea es ver qué otra cosa se puede hacer con esa mezcla, que en realidad sirve para diferentes funciones, hay que tener los moldes. En el caso del vidrio se entrega directamente a las recicladoras. Y lo que es papel y cartón, una porción se vende y otra porción se está trabajando en un taller de reciclado donde se construyen portalámparas, macetas, máscara. Todo lo que se pueda elaborar con papel maché. Así estamos trabajando y dándole un segundo uso a los residuos, apostando a la economía circular. 

– ¿Cómo logran compromiso comunitario?

– Se lleva a los colegios. Tenemos un colegio primario, uno de nivel inicial y un secundario con orientación ambiental y tres escuelas rurales. A todos los colegios se llegó con el proyecto explicándoles la importancia de la clasificación de los residuos. A partir de ahí la comunidad toma otro tipo de compromiso, se sensibiliza y empieza a contribuir el cuidado del ambiente. Al ser una comunidad pequeñita la difusión es más rápida. Hay un grupo de Whatsapp y los mensajes llegan a toda la comunidad. 

– ¿Reciben apoyo?

– Hasta el momento es todo a pulmón. Desde el Equipo Ambiental de la comuna, que lo integramos cuatro personas y la intendenta comunal, cada uno aporta su conocimiento personal. Yo particularmente soy la que me encargo del diseño global y la educación ambiental que es trasversal al proyecto. La profesora se encarga de las manualidades de papel maché. Y después tenemos también la suerte de tener a Raúl Fortete. Le pedimos: ´Necesitaríamos hacer una máquina para triturar PET´. Y él la fue diseñando hasta que logró la máquina, después igual con la de telgopor, que hizo dos, la otra para Tránsito, CBA. También diseñó una prensa hidráulica casera(la habíamos tratado de gestionar pero se demoraba) que se está utilizando para hacer fardos de papel y cartón y de PET.

-¿Qué resultado están viendo?

– La gente se sorprende de lo que podemos hacer con lo que consideraban basura. Porque dice ´Guau! De esta botella salió un banco´ y porque al fin y al cabo es esa misma botella la que si no la gestionamos llega al basural y ahí termina por años y años contaminando el aire, el suelo y el agua. La gente se sorprende al ver lo que uno puede hacer con un residuo. A la vez el impacto negativo que dejamos de tener sobre el ambiente. 

Gracias Vanesa!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here