Aloe vera

La planta imprescindible

135

En la época de los faraones los papiros hablan de las utilidades que le daban al aloe los egipcios: antiinflamatorio, analgésico, bactericida, externo y ligeramente laxante. Hipócrates menciona el uso del ALOE para los trastornos hepáticos, del sistema digestivo, ginecológicos, heridas y enfermedades de la piel. La Biblia hace referencia al ALOE al describir que cuando bajaron a Jesús de la Cruz lo envolvieron en vendas de mirra y ALOE.

Fue Cristóbal Colón quien trajo a América el famoso ALOE que los Japoneses utilizaron para curar los heridos Hiroshima y Nagasaki por su ayuda para la rápida regeneración de la piel.

Una de las principales virtudes que se conocen del Aloe, es la de ser un inhibidor del dolor, pues penetra en las capas profundas de la piel. Tranquiliza los nervios y reduce la inflamación. Contiene un ingrediente que emulsifica el colesterol, permitiendo al organismo eliminarlo por sí mismo. Limpia y purifica la sangre en el hígado, se pueden tratar la acidez estomacal, la artritis, la artrosis y dolores reumáticos, la bronquitis, la hipertensión, las alergias, las intoxicaciones y cualquier estado en que el cuerpo requiera estimulación y reconstitución en estos casos se utiliza el gel estabilizado.

Es un coagulador de la sangre en cortes y heridas, cuando se aplica en heridas o quemaduras, penetra en la piel y reemplaza los fluidos sin impedir que la oxigenación llegue a la herida, acelera el proceso de curación y reduce el tamaño de la cicatriz.

Es un regenerador de células. Contiene ácido urónico que hace que se eliminen ciertas materias perjudiciales para el organismo, lo desintoxica.

El ALOE tiene un efecto antibiótico, al igual que preventivo, aunque se debe consultar al médico para tomarlo durante el embarazo.

Aquí trataré de hacer un resumen de las más importantes de sus aplicaciones:

Comencemos por como preparar las hojas: Quitar las espinas, pelarlas bien pero solamente antes de utilizarlas, ya que la cáscara es protectora de la oxigenación, lavarlas bien, y se aplican las caras internas en la región afectada, el gel obtenido es el que se usa internamente.

Caspa y caída del cabello: Se puede utilizar directamente el gel de la penca o el gel con ortiga, que también es muy buena para el cabello, una o dos veces por día.

Fiebre: se pelan dos o tres hojas de ALOE y se coloca como cataplasma en el vientre.

Golpes: Es muy recomendada para desinflamar como fomento.

Bronco-Neumonía: Picar una penca, solamente el gel, sacar bien la cáscara, se hace hervir y se toma en el día.

Por último la fórmula del Elixir de Aloe que es muy útil para los problemas digestivos, hepáticos, dolores de cabeza, artritis, hipertensión, úlceras, estreñimiento, asma, infecciones renales, etc.

Aloe: 150 g. Miel: 250 g. Vino Jerez: 350 cc. Alcohol: 10 cc.

Se preparan las hojas, se las pasa por el extractor de jugos para que no le quede piel, se mezcla con los ingredientes y se guarda en una botella oscura. Tomar 1 o 2 cucharas en ayunas.

También está en venta el Gel de Aloe con Alcanfor y centella asiática para golpes, torceduras, dolores reumáticos, artritis, lumbago, ciática, circulación, várices y erupciones de la piel. Es refrescante.

Las plantas de aloe crecen en forma de roseta, por lo que las hojas más viejas son las que van quedando abajo, estas son las que se van cortando primero, tiene hijitos a su alrededor que se pueden transplantar.

En realidad el Aloe parece bueno para todo, pero las abuelas poco se equivocan en el uso de estas maravillas de la naturaleza que por suerte ahora los científicos se ocupan de estudiar y afirmar sus excelentes condiciones para colocar al organismo en condiciones de disponer de todos los mecanismos necesarios de reconstrucción y optimización de las funciones metabólicas, celulares y del sistema inmunológico, incrementado y regularizando su funcionamiento, y nos permita vivir mejor, más naturalmente, más saludables, más felices.

Hasta la próxima.

Mirta Nora Bogado/ Casa Argos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here