La Cistitis y el territorio perdido

5

La cistitis es una afección del tracto urinario que puede ser de origen bacteriano (la mayoría de los casos), micosis o viral. La bacteria que por lo general se lleva los honores es la Escherichia coli, presente en el tracto digestivo. Especialmente las mujeres debemos tener mucho cuidado al higienizarnos, hacerlo de delante hacia atrás, así evitaremos una posible contaminación.

Son varias las causas de la cistitis, desde la contaminación antes descripta, consumo de algunos medicamentos, cánulas hospitalarias, etc.

Los síntomas más frecuentes

– Dolor, ardor o picazón al orinar.

– Orinar en forma abundante o muy poco.

– Sensación de no haber vaciado totalmente la vejiga.

– Orinar continuamente, pero en muy pequeña cantidad.

– Escalofríos al orinar.

– Orina turbia y con fuerte olor. A veces oscura.

– Cansancio general.

– Hematuria, sangre al orinar.

La medicina tradicional cuenta con cultivos urinarios para detectar el microorganismo responsable y poder indicar el antibiótico adecuado. Pero podemos ayudar desde lo natural a acelerar la mejoría.

Pero volvamos al título. Las afecciones del riñón están relacionadas con nuestras emociones, para el caso de la cistitis, el riñón concentra la orina, el olor es más fuerte y las micciones son muy escasas pero continuas, es como si estuviéramos “marcando el territorio”. La cistitis nos lleva a evaluar dónde se produjo la pérdida del territorio, puede ser que haya ingresado un compañero de trabajo al que le adjudicaran una tarea que la considerábamos nuestra, o que ocupe nuestro escritorio, alguien que nos deje “mal parados” en un ámbito nuestro. A veces no podemos encontrar “el lugar para nosotros” incluso en nuestra propia casa, cada hijo tiene su dormitorio, un conyugue su escritorio y el otro deambula entre cocina, living y patio, todos lugares comunes, ninguno propio. Estos son casos muy comunes y hasta que no se resuelve la situación puede generar cistitis a repetición.

Tratamientos naturales:

Lavajes y asientos con bicarbonato de sodio: si hay infección es porque el medio paso de alcalino a acido, debemos cambiar el Ph y alcalinizar. (ver Uva ursi).

Beber Agua con limón exprimido, para alcalinizar por vía interna.

Bolsa de agua caliente en la zona del bajo vientre.

Arándano en extracto seco. Estas capsulas se elaboran con una dosis de 400mg. de extracto seco, se ingieren 2 al día al menos por 15 días. Los jugos de arándano son buenos como preventivos, el contenido de principio activo es escaso y no alcanza a tener un efecto bactericida. Una vez superada la enfermedad el consumo de jugo de Arándano ayuda a mantener las vías limpias y el Ph equilibrado.

Uva ursi o Gayuba, extracto seco o Tintura madre. Esta planta contiene activos hidroquinonicos como el arbutosido o arbutina y la metilarbutina, ambos responsables del gran efecto antiséptico urinario siempre y cuando cuando se compañe con ingesta de Limón o de Bicarbonato de sodio, su acción se potencia porque actúa mejor a Ph 8 (alcalino). La Escherichia coli, Shigmonela sonnei y Staphilococus aureus son sensibles al extracto de Uva ursi. Se indica en capulas de 100mg. por día.

Beber mucha agua para diluir la orina y ayudar a eliminar la mayor cantidad de toxina posible.

En Homeopatía contamos con Cantharis, Staphisagria y Mercurius corrosivus en glóbulos o gotas, se pueden combinar los 3 o tomarlos por separado, su accionar es rápido y si se los comienza a tomar ante los primeros síntomas puede cortar rápidamente la afección.

Como siempre, ante cualquier duda consulte con su médico y/o farmacéutico de confianza.

Por Farm. Dra. Noemí Bruno
DT Farmacia Homeopática Libertad

farmacialibertad0@gmail.com

Bibliografía: Tratado de Fitomedicina Dr Alonso, Biodecodificacion Ilion.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here