¿Trauma mental en animales?

17

Sabemos que los golpes producen daños físicos como hematomas, hinchazón, dolor, etc. Hay otro tipo de traumatismos: el llamado “trauma mental” que también produce daños, pero en este caso no se ven. Les voy a contar una historia. Corría el año 1983, estaba estudiando homeopatía en la Asociación Médica Homeopática Argentina y al consultorio médico llevaron a unos niños con graves problemas de conducta: enuresis (mojaban la cama), anorexia (no querían comer), insomnio, pesadillas, retraso en el desarrollo etc. Eran parte de un grupo de niños que había presenciado el secuestro violento de sus madres, las que nunca más regresaron. Esto fue durante los años nefastos de la dictadura. Fueron tratados por psiquiatras con pocos resultados y probaban con la homeopatía como último recurso. El Dr Ricardo Alvarez estudió bien los casos que tenían un síntoma en común: el TRAUMA MENTAL. En el repertorio de síntomas que se usa para buscar y elegir el mejor remedio, hay innumerables síntomas y los remedios que han demostrado que los curan. Dentro de la rúbrica de traumatismos está el TRAUMA MENTAL y muy pocos remedios han demostrado haberlo curado. Es increíble que desde el siglo XIX estaba incorporado este síntoma al repertorio. Se eligió al remedio líder en cuanto a traumatismos: Árnica, y resultó mágico. Es conocido por su acción sobre las consecuencias de golpes de todo tipo, sobre todo en partes blandas del cuerpo (músculos), porque al disolver los hematomas, la mejoría es muy rápida. Aquí mostró su efecto también en lo intangible. Los chicos evolucionaron muy bien, para alegría de todos.  Un colega veterinario observando todo esto pensó: “Esto es lo que les pasa a los terneros cuando separan a sus madres en el potrero”. Es una práctica llamada destete precoz y se hace para que la vaca siga dando leche para comercializar. Se entra en los potreros donde están los terneros con sus madres y a los gritos van sacando a las vacas y dejando a los terneros solitos. Estos se quedan balando tristemente y muchos de ellos se enferman, algunos gravemente. El Dr Lopez Seco, de él se trataba, probó de darles árnica a esos terneros, logrando una mejoría importante. Me contaba que los peones se asombraban, al ver y sobre todo escuchar, que a la media hora de haber tomado el remedio todos los terneros dejan de balar casi al unísono. Parece cosa de brujería.  Pero en realidad es el efecto homeopático de este maravilloso remedio y lo más importante, disminuyen casi a cero sus trastornos post destete: neumonías, diarreas graves incluso la muerte. Esto se publicó en el Congreso Mundial de Veterinaria en Río de Janeiro 1991 y fue uno de los primeros papers de homeopatía en un evento científico convencional. Los veterinarios que atendemos a pequeños animales, también tenemos problemas con el destete de perros y gatos. Es que los cachorros nacen y están un mes muy pegados con sus hermanitos y la madre, de repente se los saca de ese lugar de seguridad y confort para llevarlos a una casa nueva, con gente que no conoce, sin ver nunca más a su madre. Esto es muy estresante para los pequeños y algunas veces se esto se transforma en enfermedad. Desde que utilizo el Árnica en una preparación especial, mezclando potencias, este destete se hace mucho menos traumático y los trastornos secundarios se reducen mucho. Todos felices y contentos. Los veterinarios que trabajan con animales silvestres en zoológicos u otros lugares cuando son atrapados y trasladados en jaulas, hay una gran mortalidad por el mismo problema. Trauma mental. Si bien esta práctica está prohibida igual se viene haciendo. El árnica ha ayudado mucho a estos pobres animales, para que no se enfermen y mueran. Loros y pájaros de todo tipo, tortugas, monos y otros animales silvestres que son víctimas de estas prácticas. Y el árnica es un gran hallazgo para mitigar un poco las penurias de estos pobres seres vivientes. Dicen que los médicos son como veterinarios pero que se dedican a una sola especie: el humano. El gran trabajo del Dr Alvarez con estos chicos con trastornos psiquiátricos graves, encontrando un síntoma especial como el de TRAUMA MENTAL, que ya estaba en nuestro repertorio desde hace muchísimos años. Son estas cosas lo que nos maravilla de esta ciencia. Todo está escrito. La preparación justa del remedio. Un veterinario observador que se dio cuenta que era lo que les pasaba a los terneros. El destete traumático. Los animales en cautiverio y nuestros pacientitos nuevos que recién llegan al hogar y están muy desprotegidos. En estos días de cuarentena no sé porque ingresan muchos nuevos animales a las casas. Por eso me pareció oportuno hablar de este tema. 

Hasta la próxima. Cuidense. Hoy más que nunca, Salud y alegría     

Por MV. Jorge S. Muñoz
Médico veterinario homeópata
homeopatia5@gmail.com
www.homeovet.com.ar   |   @homeovetmunoz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here