Para cargar las pilas

Según nos enseñan las distintas escuelas de conocimiento, no hay que fijar la atención en lo negativo, para no intensificarlo:
“aquello en lo que fijes tu atención lo atraes hacia ti”. 
Creemos que resulta más positivo y que da mejores resultados a corto plazo, el juntarse -por ejemplo- con quienes son nuestros afectos. Rescatar una tarde para encontrarse con la familia, o con amigos, y pasar las horas compartiendo hechos triviales del pasado en común, o del presente. Y entre todos “cargar las pilas”, darse ánimos, reírse o bailar, o contar chistes. Y mirarse profundamente con los ojos del alma, para recuperar la alegría de estar juntos y vivos. Y no hace falta para eso gastar mucho o preparativos extraordinarios. Solamente sentir el deseo de intercambiar energías con quienes queremos y nos quieren, para formar un frente de cariño y “buenas ondas” a favor de lo más respetable: la Vida

MSF

Autor

Artículo anteriorBalance para un nuevo inicio
Artículo siguienteNada nuevo en el año nuevo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!