¡Nuevo Tiempo, Nuevo Paradigma!

1
Un Nuevo tiempo , un nuevo paradigma

No nos queda tiempo, el tiempo se acabó, estamos finalizando un inmenso ciclo de tiempo y entrando a uno nuevo. La conciencia debe adaptarse al nuevo ritmo, al nuevo lenguaje, a las nuevas sensaciones y percepciones de lo real. Pero en el fondo la resistencia al cambio es muy profunda, porque muchas cosas operan en la sombra o por detrás en forma solapada y oculta, y no tenemos la totalidad de la información como para tomar conciencia de “lo real”.

Reinterpretamos la realidad con la poca información de la que disponemos. Esto no nos alcanza para lograr un verdadero cambio a tiempo o poder adaptarnos sin traumatismos, a la nueva corriente que viene arrasando al viejo paradigma. Y en el fondo somos los mismos, para que el cambio que arrasa nos cale, debemos prepararnos. Para esto es que la frase “Conócete a ti mismo” se acuñó… Comienza un nuevo tiempo, pero desconocido para la conciencia humana porque este cambio es único. Cuando no podemos encontrar la verdad afuera, es momento de mirar adentro.

La dificultad que tenemos para leer entre líneas los signos de los nuevos tiempos que se nos presentan como un tsunami despiadado, es que estamos pegados a una pantalla y no a la realidad. Cómo leer los signos que la naturaleza nos trae para mostrarnos lo que va a venir con anticipación, si estamos desconectados de ella. ¿Si giramos la atención a la pantalla de nuestro interior que nos diría? La verdad ¿Es dulce o salada? ¿Calma la sed o embriaga? ¿Cómo saber de verdad, lo que es la verdad?

Los niños pequeños, siempre ven la magia donde miran, porque no están contaminados con los artificios del mundo, ni programados por la educación y la desinformación, ven la Magia en la naturaleza, cuando comienzan a estarlo, dejan de verla. Me refiero a los niños no nacidos en cautiverio y que tienen contacto con la naturaleza, que es donde se da la magia y no el artificio hechicero de los medios masivos de programación. Si logramos conectarnos con ese estado del Ser que alguna vez nos fue propio, encontraremos el lenguaje mágico con el que nos habla la naturaleza y entenderemos los signos de los nuevos tiempos. 

Es momento de mirar en reverso, de volver a la fuente interior y a la madre naturaleza. Para eso debemos desandar lo andado, desvestirnos del patriarcado trágico y esclavizante, para aceptar a la Madre. Debemos desprogramarnos de un dogma evangelizador basado en teorías cientificistas de prestidigitación y ver con ojos de niños la verdad pura y clara que nos muestran la naturaleza y los elementos con su lenguaje mágico ancestral.

Como una musa inspiradora la naturaleza rinde homenaje a la vida segundo a segundo y molécula a molécula; hasta la llegada de la conciencia en el hombre todas las especies se embriagaban en ella, incluyendo al hombre preAdámico. La hechicería sacerdotal convirtió en infierno el paraíso y el hombre comenzó “hechizado” a reinterpretar la realidad en vez de mirar con sus propios ojos. Hoy en día el despertar del hombre es desgarrador, si se vive desde la ignorancia, porque despertar a 2000 años de hechicería y esclavitud, puede ser de alto impacto.

Prepararnos para lo desconocido implica abrazar la fe en el Ser Humano como hijo de La Madre Naturaleza. No confiar en ella y en nosotros mismos, es perder toda esperanza. Para todos los niños del mundo que creen en la Magia, en los Milagros y en el Amor Verdadero, hay esperanzas, porque ellos están conectados con La Madre. Aunque quieran impedirlo fumigando todo el cielo del planeta, se abrirá El Cielo y parirá La Tierra. Que El Nuevo Paradigma de Luz, Amor y Verdad nos encuentre unidos en comunidad armónica.

Feliz 2023!!!

Por Ignacio Conde

iconde@fyn5.com

Artículo anteriorPROTEÍNAS VEGETALES
Artículo siguienteAnimales de poder

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí