Fermentos: el tiempo de la transformación

0

Los fermentos son un arte que heredamos de nuestros antepasados. Ellos nos enseñaron, las maravillas que pueden hacer las bacterias probióticas en nuestros alimentos como panes, masas, bebidas, carnes etc. Estamos rodeados de fermentos y nosotros, como seres humanos, somos un fermento. ¿Sabías que tenemos más bacterias probióticas en nuestro cuerpo que neuronas? Un escocés o un inglés jamás hubiesen consumido avena cruda, como nos proponen hoy en día, sino que la consumían a través de una larga fermentación. Hoy vivimos en la era del «Todo ¡YA!», es el mal del siglo XXI, nuestros ancestros no tenían más tiempo que nosotros, había más conciencia de cómo cuidar el cuerpo y preservar la salud, ellos usaban la fermentación cómo transformación. Fermentar un cereal, pseudocereal, legumbre, semilla, fruto seco o frutas desecadas es tu mejor alternativa, sobre todo cuando hay intestino permeable, disbiosis intestinal o cualquier condición o enfermedad, porque permite que el intestino descanse, ya que le quitamos algo de trabajo al pre digerir el alimento antes.

 Los anti nutrientes, principal protección de las plantas en la naturaleza, son maravillosos y beneficiosos para las plantas, son su defensa de los depredadores, más no son nada beneficiosos para los seres humanos, uno de sus depredadores. 

Ir a comprar a la dietética o al súper tus frutos secos o snacks con frutos secos o avena y consumirlos directamente de la bolsa, no es una buena idea para preservar tu salud intestinal. Necesitas dos instancias previas, para transformar sus anti nutrientes. 

Primero una DESINFECCIÓN, este paso remueve micotoxinas y aflatoxinas, moho y hongos que muchas veces proliferan en estos alimentos, la pronta cosecha por la alta demanda y su posterior almacenamiento hace que se den las condiciones necesarias para que aparezcan. Segundo una FERMENTACIÓN, que no solo sea un remojo para activar la semilla, sino que haya un fermento, que nos aporte bacterias probióticas para que se dé la transformación de anti nutrientes cómo son OXALATOS, LECTINAS, ÁCIDO FÍTICO, etc. que bloquean los nutrientes causando infinidad de procesos adversos en tus intestinos y sangre. El Dr. Weston Price, dentista y especialista en promover estos procesos desde la Fundación Weston Price, realizó muchos estudios en diferentes pueblos del mundo y revirtió en muchas ocasiones, caries dentales a través de estos procesos de fermentación. La acción acumulativa de la enzima fitasa y de los OXALATOS y LECTINAS causan cambios anormales en la sangre, inhibe las enzimas de nuestro cuerpo, bloquea la digestión de las proteínas, entre varios desórdenes más. Como consecuencia de las dos acciones que te propongo como NECESARIAS, desinfección y fermentación, obtenemos un alimento transformado en sus anti nutrientes e índice glucémico (carbohidratos – azúcar propia del alimento) quedando como resultado una suba de nutrientes biodisponibles para la absorción en nuestros intestinos. Al haber pre digerido el alimento con anterioridad, con ayuda de las enzimas, que son uno de los subproductos de la fermentación, obtenemos como resultado un alimento más amable con nuestros intestinos. Lo que fermentas fuera no fermenta dentro. Mi salud intestinal agradece que cada día realice estos procesos de fermentación a mis alimentos, consumir un pan de masa madre sin gluten es gratificante para tu salud, tu pancita lo agradece. Ojalá esta información que te comparto, te ayude a incorporar buenos hábitos de alimentación a tu vida. Si querés aprender mucho más sobre ellos podés encontrarme en mi canal de Youtube Amo nutrirte, en mi blog www.amonutrirte.com o en Instagram @amonutrirte

Por Cynthia Intile

Artículo anteriorPRESENCIA
Artículo siguienteEL ZODIACO: SIGNO DE ESCORPIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí