“El Tiempo del No-Tiempo”

17

Examinemos en Alta Consciencia la crisis desatada por el Corona Virus que experimenta la humanidad y tu como individuo. Partiremos aceptando que vivimos el momento de cambio y oportunidad que los mayas llamaron “El Tiempo del No-Tiempo”. El virus forzó la detención de tu HACER cotidiano y casi inconsciente para que tengas la oportunidad de dedicarte al menos unos días a SER. 

Tu primer trabajo es tomar consciencia de la oportunidad que tienes para corregir lo que no funciona en tu vida, aprovechar este paréntesis en las actividades cotidianas para realizar un trabajo interior de Auto-Observación que permita varias cosas:

La limpieza exterior que tanto se propone debe partir de un proceso de limpieza interior, que permita sanar las vergüenzas, las culpas, los rencores, las heridas y las rabias del pasado al comprender que todos los conflictos y los errores cometidos te permitieron aprender y convertirte en quien hoy eres. Es importante agradecer todo lo que has vivido, sobre todo las dificultades porque esas fueron las oportunidades que te dio la vida para trascender las falsas creencias que creías verdaderas, para permitir que surgiera tu poder creador, el amor por ti mismo, por los demás y por la vida. 

En ese proceso de Auto-Observación imparcial dedícate también a Valorar tu presente, lo que la vida dispuso para que tú puedas ser feliz siempre y cuando manejes tu mente de la manera correcta. Y no debes pasar por alto tampoco el crear intenciones y propósitos que te mejoren como ser humano. Proponerte dejar de enjuiciar los errores que los demás cometen usando su libre albedrío para poder equivocarse y aprender con el error. No olvides que el error y el sufrimiento son las herramientas que utiliza el universo para impulsar la evolución de la consciencia en libre albedrío. 

Proponte no volver a creerte víctima inocente, un error en el que le entregas tu poder creador a tu victimario. No volver a utilizar tu poder para convencerte a ti mismo que no tienes ningún poder. Las víctimas se llenan de rabia, rencor y deseos de venganza, debilitan su sistema inmune, bajan su frecuencia vibratoria, destruyen su energía vital, se deprimen y se enferman. Y hay tantas en el planeta listas para infectarse del Corona Virus. Todo lo que sucede en tu vida no sucede por casualidad, sucede porque lo necesitas para aprender y por eso lo atraes de manera inconsciente o consciente. Proponte impedir que tu mente acepte y anide estados de No-Ser, vergüenza, culpa. apatía, rabia, miedo, pesimismo, preocupación, negatividad, reactividad, animalidad, orgullo… 

Los Eventos de Destino como el que estamos experimentando realmente son un Catalizador de cambios interiores, yo los llamo “El Rayo Despendejador” porque siempre te sacan de la comodidad y el materialismo en que te encuentras, mirando lo que sucede afuera sin darte cuenta que todo eso responde a tu propio estado interior. Afuera están los efectos en tu interior las causas. Y este Evento global nos hace recordar a todos que somos uno, que formamos parte de un Único Ser y que la cadena siempre se rompe por el más débil de sus eslabones. Por eso lo indicado es tener calma, permanecer en neutralidad entregando información clara, racional, lógica y eficiente para evitar la confusión y la ansiedad que pulula en el planeta. La manera de superar lo que sucede no está afuera sino adentro, en los confines de tu propia mente. Cuando a tu cuerpo le da fiebre es para detener tu actividad, para que descanses y reflexiones, para que te dediques a la auto-observación. Aprovecha este tiempo para tener profundas conversaciones con sus seres queridos, para que todos sientan lo maravillosa que es la vida. No te obsesiones en escuchar noticias, dale un tiempo limitado para mantenerte informado de cómo se comporta la mente colectiva.

Si comprendes la oportunidad que vives y en gratitud te conectas con la fuente, tu energía y tu frecuencia vibratoria subirán. Conviértete en un multiplicador de positivismo, tranquiliza a tus seres queridos, necesitamos crear una masa crítica en alta consciencia que contrarreste el miedo para evitar que contamine todo y se convierta en pánico colectivo. “El Tiempo del No-Tiempo” no fue diseñado para provocar la extinción de la presente humanidad -eso lo hacen los cataclismos al final de cada Gran Ciclo Cósmico, sino para provocar cambios en los paradigmas que fundamentan nuestra sociedad, para que lo que no funciona se corrija, para determinar cómo vivirá la humanidad los siguientes 13.000 años. Y eso no va a suceder afuera sino en el interior de cada ser humano. Algo nuevo va a nacer, alégrate, porque sucederá de aquí al 2032, cuando este cambio acelerado habrá logrado su propósito.

www.arcobaque.com

Fernando Malkún
@Fernando_Malkun / www.fernandomalkun.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here