El poder de la clorofila

2326

Las plantas tienen un compuesto extraordinario que las mantienen sanas, brillantes y frescas, claro si se les proporciona los elementos básicos e indispensables. Lo mismo sucede con los seres humanos, si procuramos una vida sana y equilibrada en la que se aporte los nutrimentos necesarios, tendremos energía, alegría y belleza por más tiempo.

Para la gran mayoría de las personas esto puede resultar difícil o inalcanzable. Complementar nuestra alimentación con Clorofila nos traerá grandes beneficios producto de años de investigación:

Anemia: La Clorofila aumenta la cantidad de hierro en la hemoglobina de los glóbulos rojos.

Antitranspirante: Para pieles sensibles que no toleran los antitranspirantes, al tomar todos los días Clorofila deodorizan su cuerpo de adentro hacia fuera; también se puede aplicar directamente en las axilas.

Caries: El tomar Clorofila ayuda a eliminar bacterias que causan caries.

Cicatrización: La Clorofila contiene Vitamina K, la cual es responsable de una buena cicatrización, así que aplicado o tomado, ayuda en las heridas y a evitar infecciones.

Digestión: Al tomar Clorofila como agua de uso o en las comidas, ayuda a una buena digestión por las enzimas que contiene.

Eczema: Para sarampión, varicela, escarlatina o rubéola, después del baño aplicar clorofila con una gasa.

Garganta inflamada: Hacer gárgaras con Clorofila sin diluir.

Gingivitis: Después del aseo dental con cepillo, cuando se presente el sangrado, hacer buches de clorofila sin diluir, dejándola reposar un rato en la boca.

Hemorroides: Aplicar fomentos de Clorofila sin diluir en la zona afectada.

Heridas: Lavar la herida y aplicar la Clorofila directa o con una gasa para estimular la cicatrización.

Herpes Zoster Corporal: Aplicar después del baño.

Hongos: Aplicar con algodón en la zona afectada, si se encuentra en pies o manos, sumergir unos minutos en agua con Clorofila.

Indigestión: Tomar agua con Clorofila para activar la producción de enzimas.

Inflamación de ojos: Aplicar compresas con clorofila fría en los párpados.

Mal aliento: Hacer buches después del aseo dental, así como consumir Clorofila con agua durante el día.

Pie de atleta: En baños con Clorofila, ayuda a reducir los síntomas como resequedad y mal olor.

Picaduras de insecto: En lugares calurosos donde los insectos abundan, la Clorofila ayuda a que se sequen con mayor rapidez sin dejar cicatriz.

Quimioterapia y radiación: Para ayudar al cuerpo a proteger y regenerar las células sanas así como a evitar la caída del cabello, tomar durante todo el día antes y después de los tratamientos, agua con Clorofila en abundancia.

Rozaduras bebés: Para la p el delicada de los bebés, es mejor algo natural sin químicos para proteger, sanar y restaurar su piel.

Sinusitis: Con un gotero aplicar Clorofila diluida en las fosas nasales.

Tos: Tomar sin diluir dos cucharadas en la noche.

Transfusiones de sangre: Tomar antes y después para apoyar la recuperación.

Úlcera péptica: Se recomienda tomar durante todo el día diluída en agua.

Artículo anteriorNatwash para eliminar microorganismos patógenos
Artículo siguienteTeff, el exótico grano Etíope gluten free

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí