De pensar en comer a comer pensando

Estrategias exitosas para cambiar hábitos

351

Estar concentrado en el acto de comeres una forma de mantener el control en el objetivo de bajar o mantener un peso saludable. La complacencia es la más astuta
de las barreras de quien quiere adelgazar y muchas veces se presenta después de un
logro, sea de un día, un mes o un año de tratamiento. Sea cauteloso sin olvidar que la gordura puede desaparecer, pero la obesidad persiste aunque no se vea.
La responsabilidad ayuda a bajar de peso porque:
-No se pierde tiempo culpando a los demás
-Tiene decisión para el ensayo y error
-Pierde el miedo al fracaso y actúa para modificarlo
-Se esfuerza para cambiar sus hábitos
-Tiene presente el objetivo a lograr

Bajar de peso no se logra solo con buena voluntad, hace falta planificación, pesarse, hacer su curva de peso y registrar lo que se
come y ocuparse de modificar el acto de comer.
Si es de los que comen a los apurones, no se sientan, lo hacen mientras miran TV o leen el diario, tragan sin saborear, no miden las porciones. Un obstáculo es no darse el tiempo
necesario para instalar nuevos hábitos.
Para cambiar estas conductas es importante tener en cuenta las tres A:
Aceptar la realidad: no significa “me gusta
lo que pasa, sino sencillamente acepto lo
que pasa para poder cambiarlo.
Alternativas: Considerar todas las alternativas
posibles relacionadas con las acciones
eligiendo la dirección del plan a seguir
Acción: es la única manera de ocuparse.
Aunque no puede cambiar lo que hizo, si
puede cambiar lo de ahora.
Qué técnicas puede aplicar:
Si come rápido: Se necesitan 20 minutos para que su cerebro le comunique la señal de “BASTA”, “ESTAR SATISFECHO”. Si su
comida dura 15 minutos, usted podría tener hambre incluso después de una comida completa. Por el contrario si come despacio va a dar tiempo no solo a sentir “ STOP” antes de comer porciones que no hacen falta y lo engordan, además que va a disfrutar más de lo que come.
Un ejercicio que puede poner en práctica: para confirmar cuán rápido come. Mire el reloj cuando comience y cuando termine de comer para ir estirando la duración hasta lograr almuerzos y cenas de 25 minutos
aproximadamente.
Si traga sin saborear: El término “ saborear”  es más amplio que “ sentir el gusto” porque incluye otros elementos como mirar y observar
los colores, forma, textura y olores del alimento. Una vez que pone el bocado en la boca saboree concentrándose en el sabor y la textura del alimento. La experiencia de saborear un alimento es esencial
para aprender a comer pensando.

Si come distraído: Olvídese de la TV, el diario, el celular mientras come. Si lo hace parado, busque un lugar para sentarse. Concéntrese
en lo que está haciendo, y se sorprenderá de todos los actos que hace automatizados.
Si no mide las porciones: Después de servir su plato, mire si Rebalsa de comida? Es una torre de alimentos?, Pincha con el tenedor 10 papas fritas y las come de un bocado?
Para modificar esta rutina empiece por cambiar el plato, usando uno de postre. Visualmente le va a parecer que su plato está
lleno aunque la porción sea más chica. A medida que las actitudes cambian respecto a la comida, también cambian las
conductas en relación con los alimentos.

Los 10 mandamientos de comer pensando
•Prestar atención al acto de comer
•No privarse de alimentos que le gusten
•Disfrutar lo que se come
•Comer bocados chicos, especialmente con los alimentos más engordantes
•Comer en plato de postre
•Apoyar los cubiertos en la mesa mientras mastica
•Hacer una pausa antes del próximo bocado
•Esperar 10 minutos antes de servirse por segunda vez
•Dejar un poco de comida en el plato
•Dejar de comer cuando siento que he comido
lo suficiente.

El equilibrio que necesita para mantener sus logros es igual al esfuerzo que esté dispuesto a dedicarle. Si cuida su alimentación y se mantiene activo en observar sus conductas estará poniendo en práctica la
FÓRMULA DEL ÉXITO.
Los viejos hábitos están al acecho y siempre resultará más cómodo comer como antes, porque es lo conocido, lo cotidiano.
Para romper esta tendencia natural, la repetición permanente de los nuevos hábitos es la mejor forma de enseñarle a su cerebro como quiere ser de aquí en adelante.
RECORDAR
HOY ES TODO MI TIEMPO, SI LO USO BIEN
MAÑANA SERÁ AÚN MEJOR

www.fundacionalco.org

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here