Alimentos crudos para alejar las enfermedades

127

En general las personas consideran cada síntoma de enfermedad como un mal en sí mismo, un mal que debe ser inmediatamente eliminado. No hay mayor error que ese. Realmente la enfermedad es un mal, pero los síntomas de la enfermedad son procesos curativos. No deben ser  detenidos ni suprimidos bajo ninguna circunstancia. En un cuerpo enfermo las condiciones que se manifiestan durante la cura, muchas veces coinciden con la gravedad del caso.

El dolor físico es la misma voz de la Madre Naturaleza advirtiéndonos sobre un peligro. Ella habla mediante los nervios, delicados, vigilantes e inteligentes protectores del cuerpo.

En su libro «El valor medicinal de la uva» la Dra. Jhoanna Brandt se expresa así con respecto a los beneficios que aporta una dieta que contenga únicamente alimentos crudos:

«Es casi imposible dar suficiente énfasis a la importancia de la dieta crudívora. Si pudiéramos instruir al pueblo al respecto, las enfermedades serían erradicadas en los próximos cincuenta años.

Los alimentos crudos son más fácilmente digeridos y más rápidamente eliminados que los alimentos cocidos. Los crudos no tienen tiempo para sufrir la descomposición en el tubo digestivo. No existe fermentación indebida y ningún motivo para el envenenamiento por toxinas.

Como muchas de nuestras enfermedades son debidas a la debilidad y flaccidez de las paredes del estómago y de los intestinos, se produce un benéfico resultado cuando el proceso de la digestión es activado, habiendo tiempo para la debida contracción de los tejidos. Su elasticidad es así renovada.

Por eso aconsejo sinceramente a mis pacientes abstenerse de toda forma de alimento cocido durante los tratamientos.

Como es realmente muy difícil convencer a las personas que los alimentos no cocidos son más nutritivos, consentimos aunque reaciamente, en la introducción de una comida diaria de alimentos cocinados».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here