Viajar Gluten Free

3

Cada vez hay más oferta e información acerca de la celiaquía. Ya sea porque los medios de información visibilizan más la problemática, porque hay nuevos o mayores conocimientos al respecto, porque cada vez más gente hace una dieta sin gluten o porque más personas y emprendimientos se animan a dar el salto y realizar sus productos pensados para las personas que no pueden consumir gluten. Lo cierto es que poco a poco éstos van consiguiendo más lugar en el mercado.

En esta ocasión, vamos a ver qué pasa cuando una persona celíaca, sensible al gluten o aquella que no quiera consumirlo decide emprender un viaje… Parece difícil pensarlo, ¿no? Si sólo imaginarse una juntada con gente amiga se vuelve una odisea por si “esto puedo comer” o “no, si cocinaste en la misma sartén las milanesas sin gluten de las que contienen” o si tomamos agua o cerveza, planificar una salida pareciera ser casi imposible.

Sin embargo, vamos a ver que no es una tarea tan complicada si seguimos algunos pasos:

1- Lo primero a tener en cuenta quizá parezca sencillo u obvio: prepará el viaje con antelación. Conocé y/o ponete en contacto con las asociaciones de personas celíacas del lugar o los lugares al que vas a viajar y cualquier duda que tengas, consultala con ellas. Así conseguirás información certera y actualizada de los restaurantes, pastelerías, heladerías, etc que ofrecen menúes y productos sin gluten. También podés aprender sobre la gastronomía del lugar, ya que en muchos lugares las legumbres y el arroz son parte esencial de las dietas, lo cual facilitaría las cosas. Es importante que sepas que los símbolos cambian según países, aunque hay algunos claves como el símbolo internacional del gluten free así que siempre asegurate de que lo que te comprás, tenga ese símbolo para estar bien seguro/a que no tiene gluten.

2- Hay varias páginas de internet que ofrecen gratuitamente las “Gluten Free Restaurant Card”, una tarjeta que explica tus necesidades alimenticias específicas en todos los idiomas. Conseguite una y no la pierdas, puede serte muy útil.

3- Asegurate de pedir con tiempo en el medio de transporte que uses un menú especial sin gluten. Revisá bien todas las condiciones y revisá que sea correcto el pedido que hiciste.

4- Visitar a tu especialista o médico/a de cabecera es una buena idea. Que te extienda un papel donde se explique que tenés celiaquía y cuáles son tus necesidades. Te puede ser de utilidad en caso de necesitar ir a un hospital, o si te revisan la valija y te encuentran llena de alimentos.

5- Cuando vayas a comer afuera, como debés hacer comúnmente, intentá hablar directamente con la persona que cocine para asegurarte que comprenden tus necesidades y que sean tenidos en cuenta todos los recaudos imprescindibles.

6- No te olvides de llevar siempre encima aperitivos dulces y/o salados como frutas, almendras, galletas, etc para poder sobrellevar cualquier imprevisto que pueda aparecer.

7- Si buscás en internet, vas a encontrar que cada vez hay más agencias de viajes específicas para hacer travesías sin gluten, o páginas y aplicaciones que guardan información sobre direcciones importantes para las personas celíacas.

8- Si vas a dormir a un hotel, no te olvides de avisarle que tenés estas restricciones alimentarias. Si bien suele ser común que haya una opción de, por ejemplo, desayuno celíaco, a veces no lo hacen o no compran por no saber que hay una persona que la necesita particularmente.

9- Si podés, te gusta y tenés ganas, buscá un alojamiento que tenga cocina así conseguirás mucha más seguridad a la hora de alimentarte sin gluten. Y además te ayuda en la economía.

10- No te centres en lo que no podés comer porque, como sabés, hay muchas cosas que sí podés comer y que son exquisitas.

Si vas a planificar un viaje, una escapada, tus vacaciones, merecés un descanso pleno y completo. Por eso, asegurarse de tener ciertos aspectos asegurados es muy importante y sobre todo cuando se trata de la salud y la alimentación.

Ahora ya sabes. Viajar sin gluten puede ser muy sencillo si se prepara bien y se tienen ciertas precauciones.

Pero, ¿te gustaría una lista de las ciudades “sin gluten”? Hay algunas ciudades que tiene una gran cantidad de opciones de casas de comida y restaurantes sin gluten. Algunos de éstos son Ámsterdam (Holanda), que cuenta con más de 200 establecimientos libres de gluten; Barcelona (España), donde hay restaurantes, panaderías, almacenes, bares de tapas celíacas; Chicago (Estados Unidos), donde sus exquisitas pizzas sin gluten son el alimento celíaco más conocido; Dublín (Irlanda) que tiene más de 300 establecimientos Sin TACC; Portland (Estados Unidos), que entre otras cosas tiene una fábrica de cerveza artesanal gluten free.

Además, como te conté, en internet podrás encontrar muchos alojamientos sin gluten que están valorados por gente que pasó por ellos.

Con todo esto es momento de que disfrutes tus vacaciones sin miedo. Te lo merecés.

Gisela Medrano
CONVIVIR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here