“Vestir para las fiestas es adecuarse a lo cultural”

11

Se vienen las grandes fiestas

Históricamente, en todas las culturas, los seres humanos festejan.La fiesta es parte de nuestro inconsciente colectivo. Nacimos para festejar.Por lo tanto, lo de ahora, justamente, no es de ahora. Es algo que venimos repitiendo (y esperando que se repita), durante milenios.El espíritu se abre para la alegría, para la fraternidad, para la esperanza.

En resumen: la fiesta no es nada nuevo en nosotros, pero es algo profundo, que, a nosotros, nos renueva. Estamos hablando de un sentimiento humano, profundo, que inunda a la gente y que nos abre el corazón. Viene al caso, entonces, que es momento para decorar nuestra dietética con la ropa de las fiestas, vestir y vestirnos para el momento.

Un negocio simbólico

He constatado que muchas dietéticas no hacen cambios para las fiestas. Todo sigue muy igual, pesando frutas secas, pesando harinas para pan dulce y sin atractivos.

Reitero que es muy importante decorar debidamente nuestro local, darle un tono simbólico de las fiestas. La gente viene con ánimo receptivo y debe ser recibida con igual sentimiento. Reforzar el simbolismo de las fiestas.

Digo yo: eso es independiente de la religión. Una cosa es la cultura y otra cosa es la religión formal. Ambas coexisten. Por lo tanto, sea cual sea su religión, lo que se adecúa al momento es lo cultural, es el simbolismo.

La gente no compra nueces solamente, la gente compra un insumo simbólico para poner en la mesa, la gente compra ese imaginario que la transportará al reino de la felicidad.

No venda frutas secas, venda cultura, venda felicidad. Es otra mirada.

Ideas y acciones

Haga, para Usted, una lista de cinco sentimientos que las fiestas le despiertan a Usted. Eso es para “consumo íntimo”. Pero le va a ayudar en la postura.

Remueva de su local, todos esos carteles, afiches, papelitos anteriores. Limpieza. (Mucha comunicación: no comunica).

Arme una mesa, con mantel, con las copas, con todo lo que corresponde. Sea más chica ó más grande, según sea su espacio. “La mesa está servida”. Caso quiera, escriba esa frase.

Ahora elija símbolos, íconos, imágenes de las fiestas. En este asunto, Papá Noel viene ganando por goleada.

En muchos países, ya el primer día de diciembre, arranca con un Papá Noel sentado en las galerías comerciales, en las calles.

Usted, incluso, podría ponerse de acuerdo con otros comerciantes de su entorno, sus vecinos, para hacer algo en conjunto.

También, el color rojo gana por goleada. Rojo evoca pasión, fuego, amor. Es el color aconsejado para captar la atención. Rojo tiene gran capacidad de fascinación y atracción. El color rojo no tiene edad, va para todos los públicos, para todas las clases sociales.

Envuelva los productos, como para regalos, con moños. Ponga en un canasto decorado y escriba: REGALOS NO TRADICIONALES.

Puede armar una bolsa que (en su interior) contenga varios productos y establezca un precio promocional. Con cinta roja y verde.

Música, por favor. Lleve un equipo de sonido o su celular con pequeños parlantes. Música afín. Comience con Mozart, pase a Vivaldi y Bach. También música navideña específica. Un hijo suyo puede trabajar de Papá Noel, repartiendo folletos.Arme un pack para pan dulce, con todos los ingredientes (en bolsitas) e incluya una receta. Para ese pack, informe que el molde va de regalo.
Publique la receta en las redes sociales, con la dirección de su local. Organice un sorteo. La gente adora los sorteos. Pida (a sus proveedores), algunos productos para sortear.

Helio Perotto
CONVIVIR
helioperotto@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here