Tumores mamarios en perras

33

Todos los días recibo en mi consultorio algún caso de estos. Generan mucha inquietud en los dueños de estas perras y la información que se dispone (Internet, colegas, vecinas, etc.) es tan dispar como confusa. Cada libro nuevo que sale cambia un poco la información disponible. Como cada maestrito tiene su librito. Me pareció importante dar a conocer cuál es mi opinión al respecto. Basada esta en mi propia experiencia y conocimiento.
TIPS
-La castración previene la formación de tumores mamarios. Si la castración es antes del primer celo, la atrofia de las mamas hace que no se produzcan tumores mamarios en esa perra. De la misma manera que no se producirán tumores de ovarios… simplemente porque ya no tendrán ovarios. -Si la castración se hace posterior al primer celo eso no tiene efecto. Es importante saber que en las perras castradas antes del primer celo aumenta. notablemente la incidencia de otros tumores: hueso, hígado, bazo etc. Esto demuestra que la predisposición a hacer tumores es
genética y luego el tipo de vida: alimentación, ejercicio, salud mental, enfermedades etc. es lo que hace que estos se manifiesten o no.
-No se puede ir contra la naturaleza, hay que acompañarla y ayudarla.
-La castración junto con la mastectomia (cirugía de mamas) no tiene efecto posterior en el desarrollo de la enfermedad tumoral, ya que no frena ni las recidivas, ni las metástasis.
-Los tumores de mama tienen receptores hormonales. La cantidad de receptores hormonales disminuye mucho, hasta desaparecer en los tumores malignos. Por lo tanto un indicio de que tenga receptores hormonales, por ejemplo que el tumor se inflame o crezca durante el celo, es un indicio de benignidad.
-La mayoría de los tumores de mama son benignos o malignos manejables… solo un 7% son malignos agresivos e inmanejables. -Las gestaciones, la lactancia, la pseudopreñez, las irregularidades del ciclo hormonal, no inducen la formación de tumores mamarios.
-La pseudo preñez o embarazo psicológico no es una patología, sino un mecanismo normal en la especie canina. Los tratamientos hormonales para su interrupción si pueden provocar alteraciones secundarias, ya que interrumpen un ciclo hormonal normal. Al igual que los progestagenos para interrumpir el celo, son dañinos, ya que alteran un ciclo hormonal normal. -La cirugía es un arma muy importante en el tratamiento de los tumores de mama, pero hay que utilizarla con criterio. No siempre es necesaria. Depende de la diatesis, o forma de enfermarse de cada paciente. Si la diatesis (forma de enfermarse) es de equilibrio, es decir que el tumor es pequeño y va creciendo en forma muy lenta, sin inflamaciones, sin actividad, se lo trata homeopáticamente para mantener ese equilibrio. Aquí es donde diferimos mucho con la medicina ortodoxa.
-También diferimos en el tipo de cirugía. Hay que ser lo más conservador posible y no quitar mamas sanas. Ya que en el desarrollo de una enfermedad crónica como la neoplasia mamaria, el dejar lugar a esa
expansión lenta y equilibrada es muy importante. Si salteamos etapas vamos a disminuir el tiempo de evolución. Si el tumor es benigno no hay ningún problema en operar antes o después. Pero si es maligno la cirugía no va a retrasar la formación de metástasis y la evolución de la enfermedad, por lo que la cirugía tiene que hacerse siempre en forma racional. El paradigma de Halstead, que prima en la medicina desde mediados del siglo XIX y que indica que cuanto más radical y extensa es la cirugía de mamas, mejor será el éxito del tratamiento esta largamente probado en su fracaso. El paradigma moderno del tratamiento de los tumores de mamas es la racionalidad y el respeto por los tejidos sanos, que serán los que vayan combatiendo la enfermedad evitando su desarrollo y evolución hacia la malignidad y el control de todo el cuerpo. La nodulectomia (extracción sola del tumor) y la mastectomía simple (extirpación de solo la mama del tumor) es lo más indicado. Hay algunos contados casos es donde está indicada la mastectomía unilateral, la extirpación de todas las mamas de un sólo lado.
-La homeopatía me ha demostrado a lo largo de mis años de veterinario, que es un método muy bueno para la prevención y luego el manejo de la enfermedad.
-La inmuno terapia puede complementar perfectamente los tratamientos homeopáticos, se llevan de maravilla ya que uno potencia la acción del otro. -La terapia neural también es un excelente método para el tratamiento de los tumores de mama y también se complementa muy bien con la homeopatía.
-La quimioterapia es un tipo de terapia que generalmente no usamos.
-Debemos recordar que cuando vemos uno o varios tumores de mama, eso es solo la superficie de un iceberg que está muy arraigado dentro del organismo. Todo el animal está enfermo y no solamente sus mamas. Es por eso que hay que tratar a todo el animal y no solamente a sus mamas. Este artículo no pretende ser ni profundo ni definitivo, ni una verdad irrefutable, solamente son tips cortos sobre aspecto de una enfermedad muy común en nuestros consultorios, que preocupa mucho a los dueños de nuestros pacientes y que uno ve todos los días la diferencia abismal de criterios sobre su manejo. Todo esto es el resultado de muchos años trabajando con estos pacientes, con y sin homeopatía, con o sin cirugía y con diferentes métodos de trabajo, de acuerdo a mi etapa de formación. Son tantos años, que uno ha cambiado muchas veces, ha recibido mucha información que luego resultó errónea y es bueno, sobre todo para colegas jóvenes para que puedan separar la paja del trigo. Que sea para bien.

Hasta la próxima. Salud y alegría

M.V Jorge Muñoz
Médico veterinario homeópata

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here