Trigo sarraceno natural y sin gluten

37

Recomendado por nutricionistas y utilizado por chefs de vanguardia de todo el mundo, el trigo sarraceno, también conocido como alforfón, se consolida como la nueva alternativa de la alimentación natural gracias a su inusual riqueza de nutrientes.
A pesar de que muchas veces es identificado como un cereal, el trigo sarraceno pertenece a la familia botánica de las poligonáceas. Se lo considera un pseudocereal, como la quínoa o el amaranto, ya que del mismo pueden obtenerse harinas gracias a su alto contenido de almidón.

Entre sus principales beneficios se destacan:

• Alto contenido de fibras
• Gran fuente de proteínas, superando los niveles de cualquier vegetal
• No posee gluten
• Vitaminas y minerales que mejoran el funcionamiento del sistema cardiovascular
• Omega 6, brindando así un alto poder antioxidante

Una de sus presentaciones es en harinas las cuales remplazan las tradicionales permitiendo una alimentación más saludable. Consiste en una harina versátil que puede utilizarse sola o en mezclas para preparar panes, pastas, creppes, budines, etc.
El grano pelado, por su parte, se descascara a través de un complejo proceso y, una vez pelado, posee una textura suave permitiendo una rápida cocción sin perder sus propiedades. Puede utilizarse para preparar ensaladas, guisos (kasha) y hoy puede encontrarse en diversas dietéticas del país.

ENSALADA FRESCA DE SARRACENO

La cocción del grano es similar al de otras legumbres como el garbanzo, poroto.
Se inicia con un lavado previo y un ligero tostado a seco a fuego fuerte (esto lo hace más sabroso y digerible).
Se cocinan 20 minutos en agua hirviendo y se deja enfriar.
Incorporar zanahoria, tomate, cebolla, perejil y cilantro picador
Mezclar sal, pimienta, mostaza, vinagre balsámico, limón y aceite de oliva. Servir fría.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here