“Terapias alternativas y el abordaje de la enfermedad” (2da. parte)

58

En estos últimos tiempos, la población occidental ha comenzado a utilizar más asiduamente disciplinas alternativas fuera de los sistemas oficiales de salud. Esta medicina no convencional comprende un amplio espectro de filosofías curativas o escuelas de pensamiento que la comunidad médica aún no reconoce por no estar “científicamente constatadas”.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) viene formulando hace años, estrategias y programas de implementación donde promueve la utilización de la MTC (medicina tradicional y complementaria) mediante la reglamentación de productos, prácticas y profesionales. En una de sus notas a gobiernos y autoridades sanitarias promueve: “el aumento del interés por la MTC exige YA su integración en los sistemas de salud”, mientras cita específicamente algunas como: Fitoterapia, Nutrición, Naturopatía, Acupuntura, Quiropráctica, Osteopatía, Qi Gong, Tai-chi, Yoga, Medicina Termal… y muchas otras terapias físicas, mentales, espirituales y psicofísicas.

Los rasgos comunes que comparten las terapias alternativas son principalmente la integración del cuerpo (cuerpo-mente-espíritu/energía) el incremento de su vitalidad y la posibilidad de que el paciente utilice sus propios recursos de autocuración. No son tóxicas, limpian el cuerpo, estimulan las defensas naturales, y poseen un nivel de contacto alto del paciente consigo mismo, de autoconocimiento personal. Veamos algunos ejemplos:

Terapia Floral: Es una técnica natural que utiliza esencias florales para armonizar las emociones de la persona y que ésta pueda sanarse. Esta modalidad fue descubierta por el Dr. Edward Bach, entre 1930-1936, aunque se cree ancestral. La terapia floral que propuso Bach (flores de Bach) nos ayuda a equilibrar emociones negativas tomando en cuenta nuestra propia esencia, personalidad y carácter en general, más allá de cualquier enfermedad que podamos tener. Para ello se emplean elixires extraídos de diferentes flores, con métodos que respetan la naturaleza y sus cualidades vitales, que cuando entran en contacto con otro ser vivo potencian las cualidades positivas atribuidas a cada flor.

A partir de la creencia de que la energía de la planta está en la flor, han ido naciendo otros sistemas además de las ya mencionadas Flores de Bach; como por ejemplo las Flores de California, las Flores de Bush (Australia), el Sistema de Orquídeas, la Terapia Floral Alternativa, por mencionar unos pocos de los que hoy conforman la Terapia Floral.

Acupuntura: La acupuntura es una técnica usada en la medicina china tradicional hace más de 2500 años. Se usan agujas muy delgadas, de diferentes tamaños, para estimular puntos específicos en el cuerpo ubicados en sendas de energía llamadas “meridianos”.  Para el tratamiento se toma el pulso a los pacientes, se examina la lengua y se diagnostican los desequilibrios de energía (enfermedad). Estos flujos son equilibrados a través de las agujas, a profundidades diferentes, en puntos del cuerpo humano específicamente seleccionados de acuerdo al diagnóstico. Las agujas quedan en el cuerpo hasta 30 a 45 minutos. Depende de lo que la acupuntura debe hacer. Existe, bajo las mismas características, la llamada terapia de Moxibustión. La “moxa” es un material suave preparado de la yerba mugwort seca, que se quema para proporcionar un calor penetrante. La moxa puede ponerse en el extremo arriba de agujas de acupuntura o (raramente) directamente en la piel. Como otra alternativa, aparece la Electroacupuntura, una estimulación de las agujas con una corriente eléctrica muy apacible.

Arteterapia: El arte es uno de los grandes medios de expresión, permite crear nuestra propia realidad sin limitaciones, en libertad y con un lenguaje simbólico (como el de nuestro inconsciente). A través de esta representación simbólica, la expresión artística nos permite dar forma a todo aquello que es invisible en nuestro interior: emociones, sentimientos, pensamientos y actitudes que adoptamos frente a la vida. Originalmente se llamó “arteterapia” a la utilización del arte plástico, pero más tarde este término encerró distintas disciplinas artísticas además de dibujo y pintura. Según la disciplina, cada expresión artística tomará un nombre terapéutico propio como Danzaterapia, Musicoterapia, Narración Oral, Expresión corporal, Teatro terapéutico, Psicodrama, Mandalas, Títeres, Risoterapia, Zentagle… y muchísimas otras reconocidas en nuestros días. En ellas, el paciente desarrolla una obra que genera un espacio para el diálogo, el análisis y la reflexión de manera grupal o individual. Todas son activas y ponen en marcha lo que se llama la acción transformadora, el ajuste creativo, o la simbolización.

Terapias energéticas: En este tipo de intervenciones principalmente se actúa de manera directa sobre el campo energético de la persona. Entre las más conocidas en nuestro país, podemos hablar de Reiki Usui, Healing Touch, Armonización de Chacras, Jorei, Equilibración de Meridianos, Sanación chamánica, Reiki Karuna, Medicina Energética, y tantas otras. Todos estos enfoques tienen como objetivo restaurar la armonía y el equilibrio del sistema energético humano. Como terapias holísticas, influencian de manera integral los aspectos físico, emocional, mental y espiritual de la sanación. Ya sea tocando o sin tocar al paciente, sin credos religiosos, usando energías sutiles, y con mayor o menor tiempo de aprendizaje, estas terapias orientales consideran al terapeuta como un canalizador de la energía, capaz de transmitir hacia el paciente energía universal (no propia) liberando cualquier bloqueo energético que lo perturbe. Cada terapeuta contacta el campo bio-energético que envuelve el cuerpo, y los centros de energía que controlan su flujo.

Existen también los llamados Ejercicios Terapéuticos de Energía, que tienen en cuenta las energías sutiles. En general, responden a la llamada medicina energética y el mundo de los chacras, los meridianos y los centros energéticos del cuerpo. Estas terapias comprenden un amplio espectro de escuelas de pensamiento, si bien tienen origen oriental: shiat su; chi gong; tai-chi; etc.

M. Andrea Busceme
@mensajesenelcuerpo
mensajesenelcuerpo@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here