Reiki es amor

55

En estos momentos la sanación con Reiki es conocida en todos los ámbitos, inclusive se practica en algunos hospitales y centros de rehabilitación, donde se utiliza para ayudar a los pacientes, para armonizarlos física-mental y emocionalmente.
Reiki significa Energía Vital Universal. Es canalizada por un operador que al imponer sus manos sobre otra persona, está depositando en el la energía pura recibida, que transita desde el corazón y se transmite a través de las manos. Existe gran cantidad de personas que reciben su sintonización como reikistas, pero lo más importante es que se conozca en profundidad cómo se mueve esta Energía Universal en nosotros y en aquellos que la reciben. Decir que Reiki es Amor es saber que proviene de la Gran Fuente Divina que nos da vida que nos ama y que fluye hacia nosotros generosamente, sin tener en cuenta nuestras limitaciones y errores. Cada vez que alguien le impone las manos en una posición de Reiki a otro, le está dando ese Amor, es un canal de esa vibración maravillosa y por lo tanto, esto obra también en él, purificándolo y sanando, de la misma forma que el otro lo recibe.
Mi experiencia más fuerte a partir de mi primer nivel de Reiki fue el comprobar que sentía la necesidad de “tocar” a las personas para que reciban esta Luz que yo sentía que se desbordaba desde mi corazón. Esto lo sigo sintiendo, pero aún con más fuerza después de cada iniciación y creo que todo aquel que practica esta disciplina lo debe sentir. Reiki es Amor porque al conectarnos con su Energía, purifica y sana nuestras heridas del alma, transformándonos en seres compasivos que pueden dar lo mejor de sí mismos cuando se acercan a alguien que necesita ser contenido, amado.
Cuando las personas que reciben un tratamiento, al terminar, comparten conmigo su experiencia de bienestar y armonía, que se refleja en su rostro, en sus ojos, es como si volvieran de un lugar donde se encuentran con su verdadera esencia. Es importante puntualizar que con Reiki complementamos el trabajo que realiza la ciencia en la curación de enfermedades desde la medicina y la terapia psicológica. El reikista es simplemente un canal, el comprender esto, puede trabajar su ego ya que tiene que ejercitar la humildad y el agradecimiento, pues es un instrumento del Cosmos para hacer el bien y servir a sus hermanos. Deseo dedicar este último pedacito al significado de ser un Maestro/a de Reiki: La maestría es un posgrado en esta disciplina, es lograr los conocimientos para formar a otros reikistas en esta hermosa actividad y así poder preparar más personas que a través de la imposición de manos asistan a otros para que logren vivir una mejor calidad de vida. Lo más importante para un maestro/a de Reiki es saber que esta es una oportunidad hermosa para conectarse con su esencia, con su Divinidad y continuar con su evolución personal, teniendo claro que es un canal de esa Pura Luz Divina para su desarrollo interior, cultivando la humildad y el deseo de servicio.
En esta disciplina existen varios sistemas, Karuna, Tera Mai, Tibetano, Egipcio, Angélico, cuya base es el conocido como Reiki Usui Tradicional, el nombre pertenece al Maestro Mikao Usui, quien luego de investigar sobre la sanación a través de las manos, se conectó con esta Gran Energía Vital y comenzó un camino de Luz y Amor, guiado por los Seres Superiores que lo eligieron como canal de Reiki.

Elena Martínez
Terapeuta Transpersonal
www.lavozdelangel.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here