Qué sabemos de energías renovables

26

Si nos vamos al medio al campo, por ejemplo, o de una montaña, y nos quedamos por un momento mirando a nuestro alrededor prestando atención a lo que nos rodea, podremos observar que todo fluye con una magia impensada. Acostumbramos a ver máquinas para que todo se realice, sin embargo, el Planeta Tierra es la mejor máquina que existe ya que incluye en su interior, muchísimas energías que logran moverlo todo: las energías renovables.

Las energías renovables son la alternativa más limpia y segura para el medio ambiente. Están en la naturaleza y si se terminan, vuelven a regenerarse natural o, si se quiere, artificialmente. Éstas no producen gases de efecto invernadero ni otras emisiones que pueden resultar dañinas para el medio ambiente, lo que ocurre con las energías no renovables como los combustibles fósiles.

Existen distintos tipos de energías renovables y se pueden clasificar en dos categorías: no contaminantes o limpias y contaminantes.

Entre las primeras se encuentran:

• Energía hidráulica: es la que se produce por la caída del agua. Las centrales hidroeléctricas en represas utilizan el agua que está retenida en embalses o pantanos, la cual en su caída pasa por turbinas hidráulicas que transmiten la energía a un alternador, así se convierte en energía eléctrica.

• Energía eólica: es la producida por el movimiento del viento. A través de aerogeneradores o molinos de viento se usan las corrientes de aire y se convierten en electricidad. Dentro de esta energía se desprende la energía eólica marina, de los parques eólicos que se encuentran mar adentro.

• Energía solar: tal como su nombre lo indica, esta energía la proporciona el sol y lo hace en forma de radiación electromagnética, principalmente como luz, calor y rayos ultravioletas. El uso de esta energía puede derivar en energía solar térmica – la cual se usa para calentar agua de baja temperatura para uso sanitario o calefacción -, solar fotovoltaica -a través de placas de semiconductores que se alteran con la radiación solar -, entre otras. Se recolecta con paneles solares.

• Energía de la biomasa: es la que proviene del aprovechamiento de materia orgánica animal y vegetal o de residuos agroindustriales.

• Energía geotérmica: es probablemente, una de las energías menos conocidas. Se encuentra debajo de la superficie terrestre en forma de calor y está ligada a volcanes, aguas termales, fumarolas y géiseres. Proviene del interior de la Tierra.

• Energía mareomotriz: esta genera energía eléctrica a través del movimiento de las mareas y las corrientes marinas. La energía producida por las olas se denomina undimotriz. Y otra energía que aprovecha la energía térmica del mar, pero ligada a las diferentes temperaturas entre las superficies y las aguas profundas se denomina maremotérmica.

A éstas, se las denomina fuentes verdes ya que son generadas a partir de energía primaria respetuosa para el medio ambientes y que no contaminan, ya que su modo de obtención y uso no emiten subproductos dañinos para el medio ambiente.

Por su parte, las energías contaminantes, se producen a partir de la materia orgánica o biomasa y se pueden utilizar como combustibles, convertida en bioetanol o biogas a través de procesos de fermentación orgánica o en biodiésel mediante reacciones de transesterificación y de los residuos urbanos.

Estas energías emiten dióxido de carbono, gas de efecto invernadero y ya que la combustión no es tan limpia por emitir hollines y partículas sólidas, resulta ser igual o más contaminante que las energías producidas por combustibles fósiles. Sin embargo, se las considera dentro del grupo de las energías renovables ya que se pueden cultivar los vegetales que las producen y no se agotará y se consideran menos tóxicas porque el dióxido de carbono emitido en la combustión fue previamente absorbido en la fotosíntesis.

En fin, actualmente las energías renovables están cobrando mayor importancia a causa del agravamiento del efecto invernadero y el consecuente calentamiento global.

Sin embargo hay algunas desventajas de estas energías: una de las principales causas por las que cuesta su elección es por la fuerte inversión de dinero que hay que realizar en un primer momento y muchas veces esto hace que no parezca rentable; dependiendo de su fuente se necesita un gran espacio para poder desarrollarse y esto produce inconvenientes para algunas personas; la creación de represas puede generar la desaparición de colonias enteras de peces; y quizá una de las principales desventajas tenga que ver con que algunas de estas energías son intermitentes puesto que dependen de las condiciones climatológicas.

Aun así, las energías renovables son las más respetuosas para el medio ambiente y son la alternativa más limpia hasta el momento de energía, no sólo favoreciendo al entorno sino también a la salud de las personas. Son fáciles de desmantelar y no se necesita una custodia de sus residuos como con las energías nucleares. En las zonas donde se instala, la industria y la economía se desarrolla, logrando una región más autónoma y generando muchos puestos de trabajo. Y por, sobre todo, la principal ventaja, quizá sea que son inagotables y sus distintos orígenes permiten que se apliquen en cualquier territorio.

Gisela Medrano
CONVIVIR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here