Probióticos: implicancia en la salud mundial

38

Lo que la ciencia ha revelado en la última década sobre el papel que juegan los probióticos residentes para mantenernos saludables, ha sido realmente notable. Ahora está claro que los más de 100 billones de bacterias beneficiosas que viven sobre nuestra piel y dentro de nosotros están, momento a momento, desempeñando un papel fundamental en prácticamente todos los sistemas del cuerpo humano. ¿Quién hubiera concebido que la investigación habría revelado, por ejemplo, que las bacterias que viven dentro del colon están ayudando a moldear nuestro estado de ánimo, regulando nuestro apetito, fabricando vitaminas saludables, controlando nuestro sistema inmunológico y la inflamación e incluso influyendo en la expresión de nuestro ADN?

Esta ciencia en expansión es convincente, humilde y, al mismo tiempo, fortalecedora, ya que ahora estamos empezando a hacer incursiones reales en la comprensión de cómo los cambios en el microbioma (la colección de probióticos, su material genético y los productos metabólicos que crean) afectan la salud, la resistencia a enfermedades y la longevidad.

Está claro que muchas de nuestras opciones de estilo de vida, incluida la dieta, el sueño, el ejercicio, los suplementos nutricionales, el control del estrés, la socialización, etc., influyen en nuestro estado de salud. Y en estos días, estamos viendo una proliferación de investigación que busca explicar cómo estos factores importantes influyen en la salud a través del estudio del microbioma. Entonces, en cierto sentido, este es un proceso de dos pasos. Las elecciones de estilo de vida afectan la salud de nuestros microorganismos residente y, a su vez, influyen en nuestra salud.

A Hipócrates se le atribuye la afirmación de que “todas las enfermedades comienzan en el intestino”. Y aunque esta afirmación ciertamente no tiene en cuenta factores como el trauma, ya que se relaciona con muchas de nuestras enfermedades modernas, va por buen camino. Los cambios en las bacterias intestinales están, por ejemplo, estrechamente relacionados con las enfermedades degenerativas crónicas (piense en la enfermedad de Alzheimer, la osteoporosis, la diabetes tipo 2 y la enfermedad arterial coronaria) que, como clasificación, han sido determinadas por la Organización Mundial de la Salud para representar a la principal causa de muerte en el planeta, superando las enfermedades infecciosas, los traumas e incluso la guerra.

Esto significa que el estado de salud de nuestra microbiota está directamente involucrado en la principal causa de muerte en el mundo.

En términos de nutrir las bacterias intestinales para prevenir estas dolencias, sin duda la consideración más importante es la comida. Nuestras elecciones de alimentos tienen un impacto primordial en la salud, la diversidad y la productividad de nuestra microbiota. Indiscutiblemente, la tarea más importante para cada uno de nosotros es suministrar a nuestras bacterias fibra prebiótica, el tipo único de fibra dietética que no es digerida por nosotros los humanos, pero que permite que nuestros microorganismos prosperen.

También es importante aceptar el hecho que muchas de nuestras decisiones cotidianas pueden poner en grave peligro la salud de los microorganismos intestinales y, como tales, abrir la puerta a problemas de salud amenazantes.

Colaboración: “Vita biosa” bebida probiotica
Fuente: drperlmutter.com

Dist. Beatriz Cosméticos,
Celíacos y Complementos Alimentarios
4583-3352 / 4582-1353

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here