¿Por qué es importante hidratarse en verano?

27

Llega el verano y nuestro ritmo diario cambia: realizamos más actividades, nos movemos más, la temperatura aumenta y hace que nuestro cuerpo con- suma más cantidad de agua diaria que en invierno. Por eso en esta época del año es importante prestar más atención de lo habitual a la hidratación y aumentar la ingesta de líquidos para recuperar las pérdidas de agua.

Nuestro organismo está compuesto entre un 55% y un 75% de agua, dependiendo de la edad y el sexo. Tanto dependemos de la misma, que se sabe que podemos vivir semanas sin comer, pero sólo unos pocos días sin agua. Un adecuado equilibrio entre los líquidos que ingresan a nuestro organismo y los que se eliminan es fundamental para mantener el estado de salud.

Una persona adulta que realice actividad física normal y que resida en un clima templado pierde entre 1,5 y 3 litros de agua por día.

La ingesta y la pérdida de líquidos son compensadas a diario, pero aun así hay determinadas situaciones, como el aumento de temperatura o el ejercicio físico, que pueden desajustar este equilibrio aumentando las pérdidas.

La recomendación diaria de agua es de 2 litros, lo que equivale a 10 vasos por día o 4 botellitas de agua. Consejos para una buena hidratación: Llevar siempre una botellita de agua en la cartera o mochila. Es importante no esperar a tener sed para tomar líquidos; la sed puede ser un síntoma de que empezamos a estar deshidratados.

Consumir más cantidad de frutas y verduras, ya que son alimentos con muy alto contenido de agua que contribuyen a mantener el equilibrio hídrico. En caso de practicar alguna actividad física, aunque sea de forma moderada, la hidratación es esencial antes, durante y después del ejercicio, ya que durante el mismo se produce la eliminación de agua y sales minerales.

Es importante conocer que, además del agua, hay otras bebidas que nos ayudan a incorporar líquidos en nuestro organismo. Podemos realizar jugos de frutas naturales o licuados (alto aporte de sales minerales).

Para terminar, te dejamos una receta de una limonada casera, muy rica y refrescante para estos días de calor:

Ingredientes:
1 lata de leche de coco
500cc de agua de coco
500cc de agua fría
2 tazas de hielo
3 limones exprimidos
2 cdas. de azúcar o al gusto

Preparación: Licuar todos los ingredientes hasta que queden bien mezclados. Servir inmediatamente y listo… ya podés disfrutar de tu limonada fresca!

Camila Romero
Equipo de Nutrición – New garden

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here