Periné zona Tabú

113

 

Aveces, nos cuesta entender síntomas. Es más, a veces no entendemos que algo es un síntoma, porque estamos convencidos de que lo que está ocurriendo es sólo otra cara de la normalidad…

Ya se les escapó un poco de orina levantando bolsas de compra, pesas, o riéndose? Ya hicieron un extraño recital de sonidos vaginales durante la relación sexual? Esas “experiencias” bastante comunes son precisamente síntomas. Pero, de qué, van a preguntar? ¡Redoble, por favor!

Se trata de un piso pélvico debilitado.

El piso pélvico, suelo pélvico, periné, tiene muchos nombres y muchas funciones. Se trata de una zona anatómica compleja compuesta por un grupo de músculos, ligamentos y tejidos situados en la pelvis.

Conformando un tipo de hamaca, el rol básico del piso pélvico es de sostener los órganos internos: vejiga, recto, útero, vagina, próstata. Los esfínteres del ano y de la uretra siendo parte del piso pélvico, permite la continencia urinaria, fecal y de gases. No obstante, está involucrado en muchas más acciones de la vida cotidiana tal como reír, toser, estornudar, alzar peso. Por ligamentos y nervios está agarrado del hueso sacro, por lo que tiene incidencia en la postura y en la acción de pasar de la posición recostada o sentada a parada.

Estos músculos tienen un rol clave en la sexualidad. En la mujer, un buen tono muscular permitirá la activación de la respuesta sexual, es decir la congestión sanguínea de los genitales, la lubricación, el aumento de longitud de la vagina y la elevación del útero. Además, un buen manejo de estos músculos potencia las sensaciones placenteras porque aumentan las superficies de contacto y despiertan las terminaciones nerviosas. En los varones un piso pélvico tónico mejora la erección y permite evitar la eyaculación precoz.

Por fin, el piso pélvico interviene en el sostén del bebé durante el embarazo. Mientras que durante el parto, tanto sus movimientos espontáneos como los pujos conscientes permiten el descenso del bebé por el canal de parto y su expulsión. Una buena preparación del

piso pélvico será de ayuda para el buen y rápido desarrollo del parto, y podrá evitar consecuencias desagradables tales como los desgarros o la episiotomía.

Como lo ven, muchas acciones básicas del ser humano involucran el piso pélvico, algunas las repetimos una y otra vez diariamente. Todas estas funciones se cumplen de manera óptima cuando el piso pélvico está saludable. Eso quiere decir cuando está tanto tónico (ma non troppo) como flexible.

Lamentablemente tanto por su ubicación en el cuerpo, como por algunas de sus funciones consideradas “vergonzosas” es una zona anatómica rodeada de tabúes. Por lo cual muchos no tienen ni siquiera conciencia de su existencia. Esta falta de conocimiento, muy seguido provoca daños. Se puede hablar de “mala praxis” cotidiana. A eso, podemos sumar que es una zona poco estudiada en la carrera médica, por lo cual son pocos los médicos capaces de diagnosticar correctamente una patología y menos aun los que pueden brindar soluciones.

Las patologías vinculadas con un piso pélvico débil son varias y afectan a grandes proporciones de la población mundial, sobre todo femenina!

La incontinencia urinaria afecta 1 de cada 4 mujeres, mientras un 10% sufre de incontinencia fecal. El prolapso (descenso de los órganos) concierne al 50% de las mujeres que tuvieron un parto vaginal en condiciones clásicas (camilla ginecóloga, una ¡locura anatómica!). Por fin se estima que un 60% de las mujeres experimentan algún tipo de disfunción sexual a lo largo de su vida. Un piso pélvico débil tiene directa relación con la falta de deseo (afecta entre 10 y 50% de las mujeres, según la edad), falta de lubricación (31%), dolor durante la relación sexual (entre 30 y 50%), ausencia de orgasmo.

Ahora, le damos una última cifra: 100% de las personas tiene un piso pélvico. ¡Y sí! ¡Ustedes también! Quieren saber ¿si su piso pélvico está saludable? Primero tienen que identificarlo. Aunque parece un chiste, esta etapa suele ser muy difícil. De no tener una representación mental clara se hace arduo el conectarse con él. Pero algunos trucos funcionan. El más famoso es imaginar retener un chorro de pis. Esta práctica en sí misma es altamente dañina por lo cual le recomendamos tan solo « imaginar » hacerlo. Lo mismo pueden hacer con retener un gas. Finalmente, sentados en una silla, coloquen las manos detrás de la cola e intenten levantarse: van a sentir como automáticamente se hace una contracción en el bajo vientre: son sus músculos del piso pélvico que se activan. Ahora bien ¿cómo averiguar su tono muscular? Si es mujer puede colocar dos dedos en la vagina y apretar contra ellos. Si es hombre puede colocar un dedo sobre la zona entre el pene y el ano y sentir si se contrae y se levanta el pene.

Para descubrir más sobre el tema, les invitamos a consultar el blog Periné Consciente: http://perineconsciente.com o seguir nuestra página Facebook! Totalmente dedicado al piso pélvico, con información exhaustiva: definición, patologías, costumbres cotidianas, efectos del embarazo y del parto, sexualidad femenina, ejercicios para identificar y rehabilitar. Es una herramienta de auto-descubrimiento anatómico, pero también un espacio de cuestionamiento sobre la relación doctor-paciente, las políticas de salud pública, el lugar y el papel de la mujer en la sociedad occidental.

Las autoras están convencidas de que conocer y cuidar esta zona anatómica esencial y tan desconocida es una herramienta de crecimiento y empoderamiento para la mujer.

Por Isabelle Laumonier
y Angélique Delasalle
project.perineo@gmail.com
/Periné Consciente

Historieta “Subiendo al perineo”, creada por la genial ilustradora Daniela KANTOR

3 Comentarios

  1. Muchas gracias “Convivir” por publica nuestra nota !
    Aca falta el credito para las imagenes usadas. Son extractos de nuestra historiete “Subiendo al perineo”, creada por la genial ilustradora Daniela KANTOR. Les agradecemos por agregar esta informacion debajo de las imagenes, si se puede. Gracias!!
    Saludos cordiales, Isabelle

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here