Nuevo Paradigma: El Hombre Intuitivo

8

Los seres humanos que componen la sociedad, no están siendo conscientes del cambio de paradigma que estamos experimentando. La labor de construir un mundo mejor ya no quedará en manos de las mentes más brillantes en cuanto a lo racional y lógico que dignificaba al viejo paradigma. La IA (Inteligencia Artificial) está demostrando a una velocidad terrorífica que el Homo Sapiens está acabado. Un Nuevo Hombre asoma en el horizonte.

La IA no solo desplaza a los mejores estrategas del arte de la guerra y juegos de inteligencia como el Ajedrez o el Go, a los mejores diagnósticos de los médicos, a las mejores presentaciones de Abogados, a los mejores ingenieros en nuevas tecnologías y supera todos los escollos y dificultades de las mejores y más brillantes mentes de los últimos siglos, sino que además tiene la facilidad de leer una biblioteca en el tiempo en que el hombre apenas lee un libro. La memoria no le falla, la IA no olvida y analiza toda la casuística de los casos más complejos mientras nosotros deletreamos una oración.

Este mundo mejor que necesitamos proyectar, pasa por encarnar un nuevo modo de vivir. El nuevo paradigma trae un Hombre Nuevo, una especie de Homo Sensorius (Sense8) El Hombre Intuitivo. Este nuevo paradigma es superador frente a la crisis existencial que vive hoy el hombre al ser superado por sus propias invenciones. El hombre de hoy no debería enfrentar en desigualdad de condiciones a la IA cuando esta puede resolver la mayoría de sus problemas sin errores, sin burocracia y sin segundas interpretaciones. El nuevo hombre basándose en su inteligencia emocional, relegada hasta ahora por el establishment lógico racional, despertará a un nuevo mundo intuitivo y creativo que reformará la sociedad desde sus bases.

Hoy un hombre se emociona y llora ante Google cuando este reconoce las fotos de la muerte de su padre y una voz agradable femenina de la IA, desde el celular, le da consuelo. Algo que una persona desatenta puede pasar por alto, no registrar, no darse cuenta. Las estadísticas en Europa, Japón, EE.UU denotan que un porcentaje mayoritario de los jóvenes adultos, tienen fantasías sexuales con Realidad Virtual y Androides a pedido. Esto muestra el desequilibrio y profunda crisis emocional de la sociedad. A su vez como contrapartida nuevos grupos arman redes de ayuda solidaria y conciencia ecológica. Un nuevo concepto de comunidad basada en el amor como estado de conciencia.

El antiguo paradigma de conciencia basado en la lógica y el raciocinio, en la competencia, el juicio, la crítica y la supervivencia del más apto, está obsoleto y no puede sacarnos del lugar donde nos ha hundido como sociedad y como especie, al borde de un colapso económico, político, social y ecológico. El hombre está abordando nuevas formas de pensar, de sentir, hablar y actuar y organizarse que prefiguran una nueva red de comunicación y contacto entre los seres humanos. El Amor se prefigura hoy, no ya como un concepto romántico, sino como un estado de consciencia y desde esa percepción busca transformar las relaciones, la sociedad y el mundo.

La preocupación por la supervivencia, la enfermedad, el miedo, la competencia y todo aquello de lo que se ha estado alimentando el viejo paradigma, carece de sentido en el nuevo paradigma que está imponiéndose. Hoy los valores que se alzan son de colaboración, solidaridad, ecología, bien común y, sobre todo, la necesidad de proyectar un futuro que el viejo paradigma viene cerrando y negando. Toda proyección a futuro por parte del viejo paradigma termina en Banca Rota, Aniquilación, Desaparición o Extinción. El agotamiento de los recursos no renovables, la contaminación, la burbuja económica y la matriz industrial obsoleta nos tienen secuestrado el futuro como individuos, como sociedad y como especie.

Hoy experimentamos una grieta, una brecha infinita entre el antiguo paradigma y el nuevo que comenzamos a experimentar, el Sapiensaurius se está extinguiendo, pero no dejará de dar batalla hasta su último aliento, desesperado, viendo el abismo que se extiende sobre él, pretende crear un puente lógico racional para cruzar del otro lado, sin darse cuenta que eso mismo acelera su desaparición. El hombre Nuevo, no está solo y espera, todo comienza a reorganizarse en la búsqueda de un mundo mejor. El hombre nuevo llega cargado de futuro, llega como un alivio, como un bálsamo reparador, para la naturaleza y la especie. Comienza a reparar la red que el homo sapiens rasgo para perpetuarse en la cúspide de la pirámide.

El nuevo mundo nos choca de frente, se impone la conciencia sobre la diversidad, la sustentabilidad, el respeto por el otro y la naturaleza, el medioambiente como parte fundamental de nuestro transcurrir. Sin un ambiente sano, no habrá una sociedad sana. Somos un todo y ese todo no es abarcable racionalmente ya que solo un sentido científico-poético puede captarlo. El hombre intuitivo salvará al mundo. Sin la responsabilidad emocional y la conexión intuitiva el mundo se extinguiría.

Ignacio Conde
iconde@fyn5.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here