Nuevo modelo de negocios (VII)

2

Relación con los clientes

Relación con los clientes significa (ni más ni menos) la dietética en acción.

Durante la charla en Expo Dietéticactiva, tuve la oportunidad de dar ejemplos concretos y realizables.

Para la gran mayoría de nosotros, comerciantes, por lo general, la “relación con los clientes” se resume al mostrador. Todo comienza y todo termina con el cliente que entra. Pero, hay mucho más. El cliente está afuera. Puedo asegurar que, muchos clientes potenciales, nunca entraron a una dietética.

Entonces, repito, el cliente está afuera, hay que salir a buscarlo.

En los tiempos actuales, hay mucha diversidad de canales y el usuario tiene múltiples oportunidades para comprar productos similares (o iguales) a aquellos que dispensamos en la dietética. El fundamento de la relación con los clientes ya está planteado y nadie lo cuestiona. Ahora pasemos al “cómo hacer”.

Directamente al cómo: Cuando se habla de “salir a buscar”, estoy hablando de acciones puertas afuera. Es algo fácil, pero difícil. Fácil de implementar, pero difícil de encontrar el tiempo para desprenderse del mostrador. ¿Es así?

Cascabel al gato. Chocolatín por la noticia.

Pasemos a algunos ejemplos.

Participar de reuniones en hospitales: En los hospitales, hay centros de capacitación. Tienen días para charlas. Por lo general, los organizadores son médicos y nutricionistas. Busquen acercarse. Para agendar el día, participar. Comenzando, incluso, con modestia, con timidez. Regalando muestras (auspiciadas por algunos de los proveedores), folletos. Disponer de una mesa, un mini stand.

Ya sé que a muchos, eso le causa algo de resistencia, miedo al rechazo.

Pero, hagamos el primer intento. Yo, personalmente, ya he participado de charlas (o saludos y muestras) en hospitales como el Udaondo, Clínicas, Rivadavia. ¿Cómo reaccionaron? Fui muy bien aceptado.

Durante las charlas, siempre podemos contar dónde estamos, qué vendemos. Incluso podemos repartir un folleto, otorgando un descuento.

Centro de jubilados: Algunos centros de jubilados organizan desayunos festivos, en grupo.

Es un buen momento para estar. Llevar galletitas, productos sin sal, suplementos. Cuando yo hago referencia a un caso, busco decir que ya lo hice. Eso de los desayunos con jubilados, yo ayudé a organizarlos. Quedan muy agradecidos y después vienen a nuestro negocio. También se puede organizar un bingo para jubilados, un campeonato de truco. Y dar premios.

Usted me dirá que no siempre se puede regalar. Estoy de acuerdo. Busque un convenio con algún fabricante de tostadas, de alfajores, de mermelada. Cuando una acción es bien organizada, los fabricantes pueden aportar mucho. En una futura nota, voy a escribir sobre “nuestros aliados”. Es muy productivo trabajar en alianza. Lo que pasa es que, raramente, una dietética lo propone.

Charlas para celíacos, diabéticos, hipertensos: Conozco un caso insigne en Morón. Una chef (que es celíaca), Zulema Sánchez (así se llama y estoy autorizado a hacer referencia). Viene al caso que Zulema dicta cursos de cocina Sin TACC. Todos los meses tiene 40 a 50 oyentes. Algunos fabricantes proveen los insumos para las charlas. Yo voy, llevo productos para regalar. También, a veces, hacemos sorteos. Hasta ahora, ninguna dietética se acercó. Las puertas están abiertas. Caso alguien se interese, me ofrezco para hacer el contacto.

Hay varios casos así. En el Hospital de Clínicas, un sábado por mes, la Asociación Celíaca Argentina organiza charlas para celíacos recién diagnosticados y para sus familiares. Y agradece nuestra presencia.

Gimnasios: Ya no es novedad que la actividad física viene creciendo. Constituye, hoy, uno de nuestros principales segmentos de mercado. Los titulares de gimnasios están siempre receptivos para trabajar en alianza. Es momento para hacerles una visita, presentarse, contarle cómo trabajamos, llevarle folletos, ofrecer descuentos, programar ofertas.

Club de barrio: El club de barrio es el epicentro de las actividades sociales, recreativas, deportivas, culturales.

Incluso, la dietética puede negociar para poner un stand, un punto de venta en el interior del club. Hacerse presente por la tarde, después de las 18 hs. Y también durante sábados y domingos. Ya sé: a algunos le parece una exageración trabajar sábados y domingos. Pueden tener franco el lunes (que, generalmente, es un día flojo para la dietética). Intenten, domingo por la mañana, con una mesa de ventas en un club. Después me cuentan. Otra ponderación para trabajar los días que otros no trabajan: hay menos competencia. Estamos en crisis, o no? Nadie sale de una crisis con lamentos y brazos cruzados.

Es todo por hoy: Sin embargo, eso no es todo. Hay muchos ejemplos más. Confieso que he vivido y concretado muchas acciones. Las contaré en la nota de octubre.

FELIZ PRIMAVERA.   

Link recomendado:

https://www.youtube.com/watch?v=i1Le5GYkBT8<

 

Helio Perotto / CONVIVIR

Helio Perotto es brasileño, psicólogo, educador, con posgrado en comunicación comercial y teleeducación. Desde el año 2001 escribe regularmente y exclusivamente para los lectores de CONVIVIR (Marketing para Dietéticas). Es empresario PYME, dueño de las marcas Samurai, Gurfi y Clini.

Para contactarse: helioperotto@gmail.com

116274-6315 | /cereales.proteicos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here