New Garden, capacitar es la clave

188

El rubro dietética crece. Lo vemos en los cientos de negocios que abren en los barrios. Tendencia que se repite al resto del país. Es la resultante de un público que busca una alimentación saludable, se informa y requiere de conocimiento. Las empresas del sector coinciden en que la gran diferenciación en el rubro es la capacidad y profesionalismo de quienes la llevan adelante. El movimiento lleva tiempo instalándose en nuestra sociedad, lo demuestran las dietéticas que han cumplido 15, 25, 50 y 80 años de servicio. Esta permanencia, no es fruto de la casualidad. Un ejemplo claro es el desarrollo de las dietéticas New Garden. Por ello entrevistamos a la Lic. Betina Colombaroni una de las cabezas del equipo de nutricionistas que trabaja tanto en la capacitación de empleados como en talleres abiertos a la comunidad en las distintas sucursales.

“De los todos los lados del mostrador”
Cuando Betina se incorporó a New Garden, hace 16 años, comenzó como vendedora, recién hacía sus primeros pasos en la facultad.
“-¡Empecé en el 2001! Recuerdo que tuve 2 meses de entrenamiento intensivo en todas las áreas y luego roté al local de Coronel Diaz (hoy en calle Charcas). Fue allí donde tuve la oportunidad de aprender muchísimo, en especial de la encargada, que tenía un gran conocimiento en alimentación sin ser profesional. A lo largo de mi trayectoria tuve la suerte de recibir conocimientos de diferentes personas muy experimentadas ( Silvia, Marta…!!), mientras tanto en la facultad, veía los temas relacionados con lo típico de Nutrición: hidratos, proteínas, calorías. Todo lo científico, pero poco se hablaba de las propiedades del alimento. Así fui sumando conocimiento de las dos partes. Aprendí que todo sirve y es complementario. Me ha sucedido tener que dar alguna clase especial sobre “derivados de la Soja”, mis profesores no sabían que existían ni la lecitina de soja, ni un sustituto del huevo a base de soja… soja texturizada… yo venía con muchísima información desde la dietética.

-Cuando se produce tu cambio de rol?
-En el 2009, ya cerca de recibirme, Luis Santiago Villares, me convoca a una reunión. Me cuenta que New Garden tiene un proyecto de capacitación del personal y me propone ser la persona encargada de recorrer los diferentes locales y hacer una bajada uniforme sobre propiedades de los alimentos, cómo se consumen, etc. Reconozco aquí la visión de la familia Villares de seguir apostando al crecimiento, generando un departamento de nutrición. El público iba cambiando, de edad, de gustos, manejaba más información. Dietéticas ya había un montón, pero lo que nos destacó a las New Garden, es la importancia que le dimos al saber y al asesoramiento.

-La capacitación marcó una nueva etapa?
-Por supuesto! Tuvimos diferentes cursos de cocina naturista con la Dra Albertinazzi dictado para las vendedoras y además contamos con la participación de la Lic. en nutrición Fernanda Lopardo – ¡Anteriormente habíamos trabajado como vendedoras juntas y recibió un poquito antes! . Ella pasó a asesorar exclusivamente a clientes, dos o tres horas en alguna sucursal. Ese fue el primer acercamiento. Fernanda luego siguió su camino en la profesión, que tiene distintas ramas. Fue así que yo tomé ese lugar abierto y comenzamos a armar otro esquema incluyendo esta vez la capacitación de empleados a todas las sucursales. Si algo tuve que tener en cuenta siempre, es que iba a tratar con gente que incluso tenía más experiencia que yo, y eso nunca es fácil. El trabajo fue a través de juegos, llevando información, haciendo cuestionarios. Fuimos sumando cada vez más actividades. Al año sumamos a la Lic. Marcela Cerdá (que también comenzó como vendedora, se recibió de Nutri y le propusimos sumarse al equipo). Hoy en día no es fácil tener hábitos saludables y mucho menos mantenerlos en el trabajo. Y el fin principal de nuestra actividad es promover la alimentación sana y saludable. Trabajamos mucho y hemos crecido generando este mensaje, primero a todos los que trabajamos en la empresa para luego transmitirlo al cliente.

-De ese concepto surgen los talleres al público?
-Sí. En 2011 se produjo otro “click”. Mensualmente brindamos talleres en la mayoría de las sucursales. En San Isidro, Mar del plata, Belgrano, Tigre, Centro. En los talleres tenemos diversidad de público: la abuela que cocina para sus nietos que le exigen comer sano, la gente con celiaquía, vegetarianos, veganos o personas con alguna afección (alergia alimentaria, intolerancia). Como saben que somos nutricionistas, respondemos y asesoramos, pero no hacemos un plan de alimentación… Ante todo mantenemos una posición neutral, entendemos que cada persona tiene derecho a elegir la alimentación que más se adecue a su estilo de vida. Nosotros tratamos de brindar información.

-Contame sobre los talleres que hacen en escuelas
-Realizamos talleres saludables, “New Garden visita tu escuela”. Con el grupo de nutricionistas realizamos diferentes charlas muy divertidas. Sorprende lo que saben los chicos. La agenda se hace complicada porque es una actividad gratuita. Pero es una experiencia hermosa. También hace dos años que participamos en la facultad de medicina con clases especiales para los estudiantes de 2do. año de la carrera. Damos clases especiales de “Frutos secos y semillas”, contamos toda la parte científica, el perfil nutricional y de qué manera consumirlos. En las dietéticas hemos visto venir clientes con la recomendación profesional de consumir una semilla y a veces no es la mejor manera de ingerirla.

Riinnngg!!
La charla se interrumpe por un teléfono que llama, a la vez le cuento que a mi nene en el jardín le enseñaron sobre la famosa pirámide nutricional, me informa que eso ya es obsoleto, que ahora se habla del plato diario como herramienta fundamental de la GAPA (Guías Alimentarias para la Población Argentina) , que se adapta a las necesidades actuales y a la alimentación de nuestro país… me habla del peligro de los refinados y de cómo hay que ser selectivo con las grasas; es muy sólida Betina y ama lo que hace:
“Cuando damos el taller no hablamos nunca de las calorías que tiene cada plato. Sino de la calidad de los alimentos. Si al cuerpo lo nutrís con alimentos sanos, el cuerpo se va adaptando y va cambiando. Luego hablaremos de lo esté- tico, pero un cuerpo nutrido es un cuerpo saludable”.
Cerramos la charla reflexionando sobre la empresa que representa, en un sector especial, donde lo humano no es ajeno.
“Lo que nos transmite New Garden- Villares como empresa, es esto de trabajar UNO, con sus fortalezas, a no esperar ni depender de los otros. Hay momentos para proponer y momentos para desarrollar. Es un trabajo intenso en el que tratamos de brindar un espacio de comodidad para todos. Hay un grupo grande de trabajo detrás. Ganas de aprender y de comprometerse.
Se han generado un montón de puestos al margen de ser profesionales o no, pensamos en las fortalezas de las personas para designar los roles, no somos números, somos personas trabajando.
Tenemos un lindo equipo y esperamos seguir creciendo”

Cecilia Andrada / CONVIVIR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here