“Necesitamos que las marcas trabajen junto al comercio minorista”

Dietética Cerviño

30

Últimos días de febrero, es de mañana y me piden de la oficina que no llegue con las manos vacías, así que de pasada entro a Dietética Cerviño de calle Agüero y av. Santa Fe, en pleno Barrio Norte. Le pregunto a Gustavo, qué me ofrece para desayunar y aprovecho para conversar 5 minutos sobre los productos nuevos y como van las ventas. Nos conocemos desde hace muchísimos años…

Dietetica Cerviño ya tiene 34 años de trabajo, Gustavo Luzzani, su propietario, empezó de muy joven. Lo recuerdo a él y a su mamá en la primera ubicación de la dietética, en la esquina de Cerviño y Bulnes… Hoy Graciela, su esposa, forma parte del staff y junto a la eficiente Cecilia con muchos años ya de labor allí; aclaro esto porque lo que me expresaron, no es poca cosa.

Hablábamos sobre la incorporación de productos nuevos.

“No nos sentimos cuidados por las marcas -dice Gustavo- para abaratar costos no ponen gente en la calle. Yo entiendo que se trata de un tema económico, pero la frialdad es tremenda. Nos dicen: entrá a la web, mandá un mail o manejamos todo  por teléfono! Y la  persona al teléfono, la mayoría de las veces, no está capacitada para presentarte los productos… porque por teléfono no se puede!!! Es de una frialdad que no me va. No digo todos los meses, pero tres veces al año pueden venir de las marcas a visitarte, presentarte los nuevos productos, preguntarte cómo te manejás o qué necesitás para vender mejor. Hoy saben cuánto vendes y cuánto no. Te llaman y te dicen: -Eh. Gustavo, qué pasa que bajaste la venta…. El gran tema es que no trabajan junto con los comercios minoristas. Y en la dietética, la verdadera venta se hace con la boquita. Mostrando, asesorando…”

Gustavo se da vuelta y recibe a un corredor que detuvo su camión de reparto en la puerta. Pertenece a una de la firmas más importantes del sector y se queda escuchando… “Sabes cómo nos enteramos de los productos nuevos -dice Gustavo- por Convivir!!”

Cecilia, su empleada, asiente y reflexiona: “Somos un comercio especializado y lo que nos interesa es vender! Vendiendo más, conociendo los productos nos beneficiamos todos. Te cuento algo, muchas veces nos enteramos por nuestros clientes de los productos nuevos de una marca!!  Si los corredores que vienen se olvidan de ofrecerte algo, ni te enteras!”

“La modernización funciona para bien y para mal -afirma Gustavo- lo que se requiere en este rubro es que el contacto no sea frio! Necesitamos charlar con los proveedores, ver en la mano el producto y después sí, te hago el pedido por whatsapp!! Ojo -aclara- esto que decimos es para sumar, no para restar. Es para el bien de todos.

El corredor, ya parte de la conversación, se anima a un comentario final: “Es verdad, la modernización para ciertas cosas no sirve… a veces querés que te escuche otra persona y no mandar un mail o un whatsapp… a veces querés gritar: atendemeeeee el telefonoooo!… para qué tenés un celular de veinte lucasssss!!!” Y nadie le puede negar la veracidad de dicha afirmación.

Por Cecilia Andrada
CONVIVIR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here