Meditación

60

La meditación no es, «aislarse de este mundo y sentarse en una cueva», sino que en realidad es «cerrar los ojos y abrir la mente». La palabra meditación significa en sánscrito «Sadhana», que quiere decir «el constante esfuerzo para lograr la meta divina». Los yogis descubrieron el método para lograr la meta final de cada Ser, por medio de distintos tipos de esfuerzo, o mejor dicho, distintas prácticas de meditación.

Los seres humanos somos buscadores de la alegría y la paz, y constantemente nos esforzamos por encontrarlas. Pero primero la mayoría de nosotros se refugia en la acumulación de cosas materiales de este mundo, y siente alegría temporal. Por ejemplo, alguien siente deseos de acumular cien monedas, llega con su esfuerzo a lograrlo, pero la alegría dura sólo por un corto tiempo. Luego crece la sed de acumular mil monedas. Está vez la alegría se extiende por un tiempo más largo, pero también luego desaparece. Sucesivamente, gracias a su esfuerzo, llega a acumular millones de monedas. ¿Saben cuánto duró esa alegría? Sólo un par de años. Y tiene ahora el deseo de fama, como ser un líder conocido en su provincia. Durante los siguientes años quiere ser líder del país, y más adelante, líder del mundo. Así sucesivamente sigue la sed de acumulación de dinero, fama, posición y poder adquisitivo. Y nunca se termina la sed de cada ser humano para lograr la alegría permanente. Este tipo de acumulación del mundo es finita, limitada y transitoria, donde verdaderamente la sed del ser humano es ilimitada.

Entonces, ¿Cuál debería ser la permanente fuente de inspiración de nuestra vida para lograr la permanente felicidad o dicha? Sabiendo que el dinero, la fama, la posición y los seres queridos, no son alegría permanente, sino que existe inconscientemente en cada ser humano la alegría infinita, y todos queremos llegar a ese estado de alegría permanente.

Se dice que la mente puede ser nuestro mejor amigo o nuestro peor enemigo. Por eso, cuando nuestra mente está cansada y desgastada por esa perturbación de acumulación limitadora, y pierde sus potencialidades mentales y se dispersa (como un mono loco), la gente trata de descubrir en el proceso de la meditación introvertida, una nueva etapa para lograr la verdadera alegría, desde afuera hacia adentro, descubriendo o encontrando la fuente de la verdadera alegría dentro de su mente, y no afuera.

El tesoro más precioso está escondido dentro de nuestra mente. Por ejemplo, el aceite que está adentro de la semilla de girasol, y cuando batimos la leche obtenemos la crema, la nata, la esencia.

Los yogis dicen que el permanente recurso de cada uno es Brahma (Dios), la conciencia más sutil de lo más sutil, o la entidad más grande de lo más grande: Anandam, el estado permanente de la alegría más profunda (estado de bienaventuranza, goce de la felicidad ilimitada- Nirvana, o total absorción de la Conciencia Divina). Todas las escrituras espirituales hablan de la excelencia humana, y su meta es contemplar con la máxima alegría.

Distintas culturas aceptan el Dios como la última fuente de la alegría. Los cristianos hablan de Jesús, los judíos de Jehová, los musulmanes de Allah, y los budistas de Buddha. Así que el proceso para llegar a ese estado es introvertido, desde afuera hacia adentro, desde lo burdo a lo sutil, o desde mucho a Uno.

La meditación no es la meta del ser humano, sino que es un medio para alcanzar la meta divina, por medio de distintas prácticas o esfuerzos, como el yoga. El cuerpo no es la base, sino que la mente es la base. Y la mente necesita de un medio para direccionar la meta. Por eso la meditación es un medio para la mente humana.

Para lograr la meditación necesitamos de ciertos elementos. Primero, el cuerpo humano; segundo, la mente; tercero, la moralidad, que es la base; cuarto, el mantra probado; y quinto, el Sadhguru (maestro).

El cuerpo humano se mantiene a través de distintas prácticas, de ejercicios físicos (yoga asanas), comidas adecuadas, y distintas técnicas de purificación. La moralidad es la base de cada ser humano. Si la base no es fuerte, puede colapsar; por ejemplo si la base de un edificio no es fuerte, ese edificio no va a durar, puede caer en cualquier momento. Por eso la mente puede distorsionase fácilmente. Pero a través de la conducta ética y la moral, puede restaurarse la mente para prevenir su destrucción.

El mantra es la palabra liberadora de las ataduras de la mente. Su impacto es sutil, y conduce la mente hacia la meta. Es como una semilla del pensamiento sutil, que explora hacia la luz. Ayuda a liberar la complejidad de la mente, y despeja desde la negatividad hacia la positividad. El sonido del mantra es tan impactante que también puede prevenir aflicciones, calamidades naturales y accidentes. Como por ejemplo el mantra BABA NAM KEVALAM, cuyo significado es «Todo es Amor, Amor es Todo» o «El nombre del más querido». Con el simple canto de ese mantra, puede automáticamente encontrar la paz y la armonía en el hogar.

El Sadhguru es como un faro o antorcha que ilumina el camino de su discípulo. Lo ayuda a llegar desde la oscuridad hacia la luz. También hace el trabajo de ayudarlo a cruzar de una orilla hacia la otra (liberar y asegurar la iluminación). El Sadhguru es muy importante porque sabe el camino, ayuda a su discípulo a lograr la meta, y lo guía adecuadamente. El verdadero Gurú sabe todas las necesidades de cada discípulo, tiene cualidades como poder oculto, ser experto en mantras y tantras, y sabe el pasado, presente y futuro de cada ser humano. Tiene el poder de influenciar a las masas hacia un camino correcto, y establecer el Dharma, la rectitud, la paz, la armonía, y la no violencia. Y más importante, sabe amar, guiar y castigar (en caso de que sea necesario).

Entonces, la meditación es muy importante en todos los campos de la vida. Puede ayudar a aliviar las cargas de la sociedad, como la corrupción política, las injusticias, la pobreza mundial, las guerras feroces, el caos social y económico, las destrucciones masivas, la contaminación del medio ambiente, los derroches materiales y los abusos de poder. Existen calamidades naturales, pero lo que hoy en día sufre nuestro planeta son causadas por actos caprichosos de algunos seres humanos.

La meditación aumenta los niveles de la conciencia, la calidad de vida y la concentración, para lograr un mejor rendimiento en el campo de las empresas, estudios, negocios y en el campo científico. Si queremos una mejor calidad de vida, debemos estar listos para luchar y hacer esfuerzos para lograr la meta. Si medita la mayoría de nuestro planeta, el mundo que la humanidad está llevando hacia la extinción, puede dar un toque de vida, salvación y progreso, a lo largo y ancho del planeta. La meditación no es una utopía o dogma, sino que es una filosofía completa, milenaria y científica, y su influencia es beneficiosa y efectiva.Tiene la fuerza para elevar a la humanidad hacia el progreso. Invoquemos a todos los seres humanos amantes de la paz, a meditar, donde sea, cuanto antes posible y sin más demora, para cuidar a nuestro planeta y sus habitantes, para lograr la paz y la alegría de todos. Y así crear una longitud de la onda positiva en todos los rincones de nuestro planeta, sin ningún tipo de ismos, sólo el sentimiento de universalismo. Que nuestro único eslogan sea Neo-humanismo. Porque ese método aumenta el servicio desinteresado, el amor genuino por los demás, la compasión, y la tolerancia. El maestro Shrii Shrii Anandamurti dijo que se hace una persona grande a través de su Sadhana (meditación), servicio y sacrificio.

Shubhankar Kumar
Proutista, profesor hindú de yoga tántrico, meditación y Ayurveda. Organiza viajes a India desde hace 16 años.
info.ayurkumar@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here