Médicos por la verdad

143

Médicos por la verdad es una agrupación de médicos, estudiantes de medicina, profesionales de la salud que buscan difundir información acerca de los beneficios que representan para la salud elegir determinados alimentos por sobre otros. En particular están enfocados en los alimentos integrales de origen vegetal; su rol en la prevención de las enfermedades de mayor carga de mortalidad y morbilidad, en la población Argentina y en el mundo occidental en general, como: la enfermedad cardiovascular y sus factores de riesgo, diabetes tipo 2, obesidad, hipertensión y cáncer, principalmente el cáncer colorrectal que es el segundo en mortalidad después del cáncer de pulmón.

“Nos interesa resaltar a través de evidencia científica los riesgos que representan para la salud otros grupos de alimentos que son los que tal vez están más instalados en nuestra sociedad, arraigados culturalmente como cualquier tipo de carne, huevos, lácteos y otros”- nos cuenta Nicolás Fassi uno de los miembros de esta agrupación.

“Médicos por la verdad funciona como una plataforma a través de la cual podemos lanzar distintos proyectos o campañas que tengan como objeto mejorar la salud de la gente y hacer que pueda decidir informada, con qué se van a alimentar y con qué van a alimentar a sus familias”.

-¿Qué los llevó a formar esta agrupación?

-La preocupación por la salud pública. Las enfermedades que mayor cantidad de vidas se cobran y mayor sufrimiento provocan son prevenibles desde simples cambios en la alimentación y el estilo de vida.

Ante la desatención de las políticas públicas en este aspecto surge la necesidad de que sea un grupo de ciudadanos médicos el que cumpla justamente este rol. Brindando la información necesaria para elegir libremente. Y para ello, es necesario contar con la información suficiente, sino siempre estará condicionado.

Otro de nuestros objetivos es la investigación, tratando de impulsar la reforma del sistema de alimentación y la reforma del sistema de salud en la Argentina. Por ejemplo, reemplazando la alimentación en pacientes que se encuentren internados con diabetes, enfermedad cardiovascular, obesidad o hipertensión, por una dieta que esté probada científicamente que reduce el riesgo y reduce la gravedad de estas enfermedades; en contraposición a la dieta que se recibe hoy.

Alguien con colesterol alto, hoy recibe huevos.  Alguien con diabetes recibe carne o alguien con enfermedad cardiovascular recibe alimentos con colesterol. Viendo la necesidad de que este rol de informar y mejorar la alimentación para la salud sea cumplido, es que surgió esta agrupación.

Vemos en los medios, que muchas veces se da información sin fundamentos científicos. Titulares que no condicen con el contenido de la nota… por ejemplo una  sobre “Las fracturas de cadera y el alerta sobre alimentación vegana”, cuando en realidad lo dice la nota es que las fracturas de cadera son muy frecuentes en Argentina, que es un país que consume muchísimos lácteos. También están los “referentes” que funcionan más como portavoces de algunas industrias que como verdaderos agentes de salud a la hora de informar a la población.

-¿Pensás que un cambio de consciencia hacia el veganismo es posible?

-Sí, estoy convencido que es posible, porque lo veo todo el tiempo. Además de esta agrupación, personalmente realizo otras formas de activismo y otras formas de comunicación. La naturaleza de los seres humanos de por sí, es empática con los demás animales, nadie anda por ahí haciendo sufrir a los animales que se cruza por la calle, de hecho condenamos sin dudar a los que vemos en redes sociales y en la televisión haciéndolo. El cambio de consciencia tiene que ver con alinear la conducta con lo que uno ya piensa, y desaprender algunas excusas o justificaciones que nos enseñaron de chicos, respecto de las especies más explotadas para la alimentación o para distintos motivos: vacas, cerdos, gallinas; en cuanto a su capacidad de sentir, de sufrir, de ganas de vivir la vida, no tienen ninguna diferencia con los perros, los gatos y el ser humano,  que a ninguno de esos tres los dañaríamos por gusto.

-Hay quienes aseguran que un mundo totalmente vegano no es factible, que produciría un gran desequilibrio ecológico.

-En cuanto a si “produciría un gran desequilibrio ecológico” yo aceptaría esa aseveración si partiéramos de un equilibrio ecológico hoy en día, o si este sistema produjera un equilibrio ecológico. Pero en realidad lo que vemos es que la ganadería industrial, incluida tanto la cría de animales, como la superficie destinada a alimentar a esos animales,  es la principal causa de deforestación, extinción de especies y contaminación de océanos.

Tampoco son alimentados todos los seres humanos con esos animales. El sistema ya está fallando y ya hay un desequilibrio de la ecología y una mala distribución de ese alimento. Cuando alguien postula que el veganismo planea un “desequilibrio ecológico” yo lo que preguntaría es: ¿de qué equilibrio ecológico estamos partiendo? Porque este sistema es muy dañino para la Tierra.

El ecologismo no necesariamente es la defensa de los animales, el ecologismo lo que protege es el ecosistema y ese ecosistema está formado por seres sintientes y seres no sintientes. Es importante esta diferencia porque un ecologista por ejemplo defendería terminar con la vida de muchos animales para proteger un determinado árbol autóctono y un defensor de los animales no, o al menos no debería, y la respuesta a la pregunta : ¿Por qué? Es que un árbol no siente y un animal sí, y por lo tanto debemos priorizar los intereses de alguien que sufre y que siente contra los de un individuo que no tiene la capacidad de hacerlo.

Mi objetivo en general en todas las acciones que hago, al menos las que hago en forma altruista o para ayudar a otros es justamente: ayudar a otros. Lo que entiendo por ayudar a otros es reducir su sufrimiento. Hacer que sufran menos, que estén mejor, aumentar el bienestar, aumentar el placer; es una forma bastante simplista de decir, pero aplica a casi cualquier acción que uno tome; y una parte fundamental para mí, es no ser especista. Cuando uno decide ayudar a otros, no considerar que los humanos deben ser ayudados más que a los animales de otras especies. Ayudo a animales de otras especies a través de otras actividades y a través de “Médicos por la verdad” la ayuda que trato de dar es a los animales humanos a través de los conocimientos que tengo yo, que es conocimiento de medicina. La mejor forma de evitar el sufrimiento de las enfermedades es ni siquiera padeciéndolas. Por eso la prevención me parece que cumple un rol fundamental, el pilar básico de la medicina y hay una gran cantidad de prevención que puede ser hecha a través de la alimentación y sobre todo de la alimentación a base de plantas, utilizando alimentos integrales. La alimentación es una pata muy fuerte, trabajando sobre ella podemos ayudar un montón de personas que terminan padeciendo enfermedades por el único motivo de no estár informadas a la hora de decidir qué van a comer.

Cecilia Andrada
CONVIVIR

medicosxv@gmail.com
/Medicos por la Verdad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here