Luna lleno de Leo

21

Leo es la conciencia de la individualidad y cuando esta despierta te lleva a actuar en forma positiva. La conciencia reconoce que somos parte de una totalidad y así puede dar testimonio de la existencia de otros y de Dios. La conciencia es privada, decide por sí misma.

El despertar es también un proceso individual y puede iniciarse por diversas situaciones de la vida, pérdidas importantes, cambios repentinos etc. Se manifiesta una nueva forma de ver la vida, otra visión de la realidad circundante. Descubrimos que no hay necesidad de controlar nada. Todo ocurre por sí mismo.

La vida es como un río y nosotros estamos en sus aguas. Por momentos corren tumultuosas, otros apacibles, cristalinas o lodosas. Así como el fluir de nuestras vidas.

La Madre Luna es la que nos acerca al Padre Sol. La Luna le recuerda a la Tierra el ritmo de los ciclos del devenir. Nos recuerda a los humanos que hay un Cielo allá arriba y que es bueno conectarse con lo Alto.

En la Luna Llena de Leo es posible recibir una carga de energía que nos reoriente y nos genere una nueva voluntad de realización. El cuerpo físico, lo emocional y lo mental pueden hacer una purificación cambiando nuestra disciplina diaria, expresándonos con mayor amistad a la Madre Tierra y a nuestro cuerpo, con nuestros semejantes y usando nuestro intelecto para el bien común.

En la lunación El sol está en Leo y La Luna en Acuario. Leo es el espíritu de autodeterminación, el individuo consciente de sí y Acuario la conexión con el espíritu de lo Universal y de la participación en el grupo que es la Humanidad.

Se integraron en este evento del 27 de julio 2018 el Yo individual con la conciencia colectiva ambas con un propósito de expansión y evolución. Esta lunación se hará en Buenos Aires con ascendente en Capricornio (estado, estructura, orden), siendo el ascendente hacia donde fluirá la consecuencia del evento.

En esta oportunidad la Luna será eclipsada por la umbra de la Tierra, ocultando la luz solar que la refleja, interrumpiendo así la rutina que todos tenemos con nuestros mecanismos de defensa emocionales inconscientes e invita silenciosamente a crear nuevas formas de acción ante nuestras circunstancias vitales.

Por ejemplo: El sol (Yo individual) en Leo (Prestigio y orgullo) y la Luna (talento innato y reacciones emocionales) en Acuario (amigos, grupos y creatividad) podemos:

• Buscar reconocimiento y aplauso para fortalecer nuestra autoestima y orgullo.

• Me pongo al servicio del grupo usando mi creatividad y voluntad para un nuevo orden.

La Luna Nueva se hará el día 11 de agosto en 18 grados de Leo y para Buenos Aires con ascendente en Leo también será la oportunidad de crear una nueva identidad más clara y auténtica dentro de nuestro orden existencial.

Silvia Vilela
Astróloga

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here