Luna llena de Virgo

16

Venimos de la toma de conciencia de nuestra individualidad desarrollada en la energía de Leo, y esta conciencia reconoce que somos parte de una máquina y que las otras piezas de la misma son absolutamente necesarias para hacernos valiosos y ayudarnos a realizar nuestro objetivo.

Nuestra vida, es el tiempo, y podemos conectar con el campo energético que impulsa a cada ser humano para que cumpla con su meta de evolución, esa es la energía de Virgo, la simiente de vida amor y poder que estando implícita en cada forma manifestada, evoluciona y florece en el vientre del tiempo.

La energía virginiana tiene tres grandes características: ampara, alimenta y revela la luz a lo largo de la experiencia. Es el momento en que se valora el orden, el método y la organización. Podemos obtener una mirada clara y aguda que nos muestra lo que está fuera de armonía.

Virgo se ocupa de los detalles en los que residen las respuestas a los interrogantes.

Adquirimos seguridad y templanza después de descubrir que es la herramienta para seguir adelante aunque podemos sentirnos intransigentes respecto del resultado de los logros.

Ponemos atención explícita a la salud a la vida cotidiana y a las obligaciones de las que nos hacemos cargo como responsabilidad.

Se nos ilumina la mente al concentrarnos en los procedimientos a desarrollar y por supuesto con alto sentido del deber y conciencia de la obligación, más allá que eso nos agote la energía.

Se nos aumenta la sensibilidad hacia nuestros congéneres, la naturaleza y los animales.

Aparece con fuerza inusitada la capacidad de servicio al otro y por ello el sacrificio y el esfuerzo dentro de un marco de gran discernimiento, propios de las mentes científicas.

Este período del año nos brinda grandes oportunidades de reorientación de nuestras acciones para servir al desarrollo de la humanidad.

Un maravilloso ejemplo es Madre Teresa de Calcuta…

El día 26 de agosto a las 8hrs 56 minutos se hizo la luna llena de Virgo en 3 grados con la Luna opuesta en Piscis, para Buenos Aires con ascendente en Libra. Aparece una toma de conciencia de orden y reorganización obligada ya que el sol se encuentra en aspecto con Saturno (la Ley) en oposición a una emocionalidad difusa e intensa, la luna en Piscis.… podría ser encontrar un nuevo orden en el placard teniendo que regalar prendas amadas pero que ya no son útiles para la vida actual.

Y la Luna Nueva en Virgo del 3 de septiembre 8 hrs. 56 min en 17 grados de virgo, para Buenos Aires con ascendente en 2 grados de Acuario, representa tomar iniciativas con orden y disciplina, siempre incluye algún grado de sacrificio en procesos de la vida cotidiana, con mucho detalle y necesidad de atención plena. En el ámbito personal podría tener que ver con una nueva dieta, obligada por las circunstancias, o algo similar en lo atinente a lo cotidiano y elaborado. Y dado el ascendente en acuario se inicia como algo desconocido y nuevo, sin promesas con los resultados.

Silvia Vilela
Astróloga

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here