Las viejas nuevas enfermedades

86

Algunas enfermedades que eran consideradas de antaño y que se creía que habían sido erradicadas, vuelven a atacar en distintas partes del mundo y hacen estragos.

Recuerdo distintas historias que ponían a diversas personas con estas enfermedades en el foco de la cuestión y todo me sonaba antiguo y lejano, aún más pensando en los avances tecnológicos y científicos de la época en la que estamos. Ahora no parece estar tan alejado.

En nuestro país, mucho puede tener que ver con la desnutrición y la pobreza. Con un aumento de la miseria, se aumentan las epidemias: son fenómenos que van de la mano. Asentamientos precarios, aguas estancadas, insuficiente alimentación, andar sin calzado por calles de barro, roedores, basurales, son algunos escenarios tristes donde vive un gran porcentaje de la población argentina.

Aquí vamos a dar algunos ejemplos de esas afecciones que han ¿renacido?

• Tuberculosis: se contagia por estornudos, esputos o toses del infectado. Los síntomas son poco específicos como adelgazamiento, pérdida de apetito, fiebre baja o tos persistente.

Esta enfermedad está ligada al aumento de la inmigración. Asimismo se relaciona con el estado inmunológico de la persona, por lo que las situaciones que generan estrés o déficit alimenticio pueden favorecer la aparición de los casos.

La vacuna solo protege de la gravedad de la enfermedad y sólo se vacuna a la población infantil. En el año 2000 se llegó a la situación más crítica. El tratamiento es pesado porque dura varios meses por lo que hay que ser muy constante y persistente. La persona en tratamiento debe estar aislado las primeras semanas que consiste en antibióticos.

Si bien se trata de una enfermedad que nunca se erradicó, tiene un programa específico de prevención en el país y se calcula un promedio de 15 mil nuevos casos anuales.

• Dengue: llegó a América en la época colonial camuflado en los barcos que transportaban esclavos y si bien durante décadas sólo era real en algunas zonas y la presencia de mosquitos era escasa, en el Siglo XIX hubo rebrotes que se lograron contener.

Reapareció en la Argentina después de 82 años, a fines del siglo XX. En 2000 hubo otro brote epidémico y otro en 2002. Ataca en todos los niveles socioeconómicos, urbanos y rurales. Si bien encuentra su lugar preferencial en ambientes sucios, con basurales, pozos de aguas estancadas y toda condición que ayuda a su producción.

Es el mayor problema de salud de América y de Argentina.

• Fiebre amarilla: enfermedad vírica aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados. Los síntomas son fiebre, cefaleas, ictericia, dolores musculares, náuseas, vómitos y cansancio. Las grandes epidemias se producen cuando el virus es introducido por personas infectadas en zonas muy pobladas. Se puede prevenir con una vacuna muy eficaz, segura y asequible. Con una sola dosis es suficiente para conferir inmunidad y protección de por vida.

Había sido erradicada de la Argentina en 1896 y su rebrote data del 1966. Sin embargo, hace unos años encontraron nuevamente en la frontera brasileña monos con fiebre amarilla.

• Paperas: se transmite por la saliva. Los síntomas son fiebre, inflamación de las glándulas salivares. El repunte de esta enfermedad es debido a un problema con la vacuna que se administró durante años, la cual no producía suficientes anticuerpos por lo que las paperas fueron padecidas por la población de 10 a 18 años. La vacuna actualmente vuelve a ser efectiva.

• Enfermedades de Transmisión sexual: en los últimos años se detectó un aumento de las enfermedades de transmisión sexual sobre todo del VIH y la sífilis. Del 2005 al 2009 hubo un aumento del doble de casos diagnosticados de sífilis.

• Sarampión: los síntomas son fiebre y erupción cutánea. Hasta hace 20 años era muy común pero con la introducción de la vacuna triple vírica (para el sarampión, rubeola y paperas) casi desapareció. Sin embargo hace unos años atrás volvieron a aparecer casos de sarampión y esto es porque se creía que con la vacuna bastaba y no se tuvo en cuenta que se necesitaban revacunaciones posteriores.

• Cólera: a lo largo del Siglo XIX, esta enfermedad se propagó por el mundo desde su reservorio original en el Delta del Ganges, en la India. Seis epidemias en sucesión mataron a millones de personas en todos los continentes. Actualmente está ocurriendo la séptima epidemia empezó en el Siglo XX y a fines de ese siglo llegó a América. En la actualidad es una enfermedad común en algunas partes.

¿Qué es? Es una infección intestinal aguda causada por la ingestión de alimentos o agua contaminadas por la bacteria Vibrio Cholerae. Su período de incubación es corto y produce diarrea copiosa, indolora y acuosa que puede producir deshidratación grave. También se pueden sufrir vómitos.

El suministro de agua potable y el saneamiento son medidas importantes para reducir las repercusiones de esta enfermedad y otras.

• Poliomielitis: mediante una campaña global, en 1988 la enfermedad desapareció del planeta en un 99.9%. Sin embargo a comienzos de este Siglo se encontraron nuevos casos de esta enfermedad. Los casos son ínfimos hasta la fecha en comparación con la protección que ofrece su vacuna pero es una muestra de la persistencia de los virus.

En fin, las enfermedades y su resurgimiento tienen que ver con muchos aspectos y situaciones sociales como las nombradas pueden ser causantes de que vuelvan a rebrotar. ¿Será que quizá nunca se erradicaron realmente y simplemente hubo menos casos de infección?

 

Gisela Medrano
CONVIVIR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here