Las varices – Problemas circulatorios y la “mala sangre”

308

La sangre lleva a los tejidos los elementos nutritivos de los diferentes órganos, de los pulmones por ejemplo el oxígeno, del sistema digestivo los alimentos, del hígado los productos de transformación, etc.
Además tiene una función informadora al conducir las hormonas.

En base a esto, qué significa tener mala circulación?
Desde el punto de vista emocional, hablamos de alguien que se hace “mala sangre” por todo y por todos, es demasiado emotiva y sufriente, por lo general nada la contenta pues todo es motivo de preocupación. Falta alegría en su vida.
La misma falta de fluidez en las venas se manifiesta en su vida diaria, por lo general la persona queda atrapada en un determinado conflicto sin poder salir, los pensamientos se hacer recurrentes (mala circulación cerebral), llevar a cabo un cambio cuesta muchísimo, todo es muy pesado (al igual que las piernas).
Desde una mirada físico-orgánica, la mala circulación refiere a un estancamiento de la sangre, en especial en miembros inferiores, provocando pesadez, dolor, pinchazos, pies fríos y calambres.
Con mayor gravedad aparecen las ulceras y varices, piel morada y flebitis.

Hay muchas causas orgánicas y sociales que la provocan, entre ellas:
La acumulación de grasas y minerales (ateromas).
Obesidad, en cuanto bajamos de peso comienzan a sentirse más livianas las piernas.
Diabetes, colesterol, hipertensión. El azúcar espesa y corroe las venas, el colesterol produce ateromas y obstruye la circulación, la presión alta dificulta el bombeo cardiaco con el consiguiente problema venoso.
Sedentarismo, cigarrillo, permanecer parado muchas horas, beber demasiado café.
Una caminata de al menos 10 cuadras al día todos los días, mejora mucho nuestro sistema circulatorio. A veces no tenemos tiempo de ejercitarnos, hacer bicicleta o ir a un gimnasio, pero si salimos todos los días a trabajar, podemos tomar el colectivo o el subte 5 paradas antes o después, si lo hacemos como rutina y pensando en lo bien que nos hace, no nos va a pesar. Si lo hacemos renegando no sirve, recuerden no hacerse “mala sangre”!!!
Un tema especial son las varices, estas aparecen cuando las venas se dilatan a raíz de que en su interior la sangre no fluye. En este caso no solamente debemos mejorar la circulación sino también reforzar las paredes vasculares.
Daré aquí algunas recomendaciones de productos medicinales naturales

Para favorecer la circulación:
• Castaño de indias, Hamamelis, Ruscus, Melilotus, Ginkgo biloba en comprimidos o gotas, es un complejo de extractos de plantas especial para la circulación.

• Ajo Negro: evita la formación de coágulos ya que trabaja directamente sobre el colesterol disminuyendo la formación de ateromas venosos, de paso bajamos el colesterol.

• Aceites de Pimienta y jengibre: masajes muy suaves en forma ascendente, como si nos pusiéramos unas medias.

• Fricciones con tinturas madre de Árnica, Castaño de indias, Hamamelis.

• Reposar con las piernas elevadas, ayuda a que es forma fisica, por ley de gravedad, la sangre circule.

Para reforzar las paredes venosas y evitar las varices:
• Comprimidos a base de Hesperidina, Vitamina C compuesta.

• Hedera helix y Melilotus, ayudan a tensar los vasos. Una perlita, las cremas con Hedera son buenisimas para levantar los musculos caidos, papadas, carnes flojas, etc.

Para los dolorosos calambres:
• Magnesio en dosis de 200 a 400mg por día

• Cloruro de Magnesio, se disuelven 33g en 1 litro de agua mineral, se toman diariamente 1 o 2 tacitas (del tamaño de café). Si bien su gusto es salado no tiene incidencia sobre la presión arterial ya que no contiene sodio. Se puede conservar a temperatura ambiente o en la heladera.

• En homeopatía se preparan glóbulos de Corallium rubrum, se toman varias veces al día, en especial antes de dormir, disminuyen así los calambres nocturnos.

Otra perlita… muchas veces la caída del cabello se debe a una mala circulación en el casco, para estos casos es muy útil la fricción con plantas como Romero, Urtica, Tola tola. El preparado se puede aplicar diariamente ya que no tiene contraindicaciones y además no es necesario lavar el cabello después de cada fricción.

Como consejo final recuerden, para evitar los problemas circulatorios:
-Caminar
-Controlar el azúcar y la presión
-Comer sano, dejen de una vez la comida chatarra.
-Descansar las piernas en forma elevada
-Reírse mucho!!! La vida es Alegría, el sufrimiento es una elección.

Como les digo siempre, ante cualquier duda consulten a su médico y/o farmacéutico

Farmaceutica Miriam Noemi Bruno
farmacialibertad0@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here