Hacia una cosmética Vegetal y Saludable

7

Cada día son más las personas que se han decidido por el consumo eco-saludable. Decisión que suele implicar también el uso de Cosmética Natural y Vegetal. Hay estudios recientes, que avalan con datos y estadísticas, la fiebre por la belleza natural, ecológica, sostenible y responsable que crece constantemente en Europa y en Estados Unidos y ahora surge con fuerza en América Latina.

Los productos cosméticos naturales están compuestos por extractos botánicos, aceites vegetales y esenciales, mantecas, ceras naturales y aromas extraídos de la naturaleza que el cuerpo reconoce y que sabe aprovechar al máximo sus propiedades. Al no contener ingredientes sintéticos o artificiales, estos cosméticos interactúan con nuestra piel de forma natural, minimizando riesgos, posibles alergias, saturación de los poros o problemas de piel que traen el uso prolongado de químicos sintéticos.

El Mercado de la cosmética natural, orgánica o ecológica crece de manera exponencial en los últimos años. Ha pasado de ser una moda para ser validado por muchos profesionales de la salud, por la inocua carga toxica que estos significan para la piel y el organismo, pero también es mínimo el daño y la contaminación al medio ambiente, algo que mejora a medida que mejoran los sistemas de cultivos y producción.

Se realizan cada vez más y con mayor frecuencia, estudios clínicos y estadísticas de mercado que concluyen y convalidan que los consumidores son cada vez más exigentes y cobran consciencia de que la cosmética no es para tomar a la ligera y es muy importante leer la letra chica de las etiquetas para no ser presa de un marketing engañoso, a la vez que, al elegir cosmética natural, recuperan la salud de la piel al no exponerse al coctel químico de los cosméticos convencionales.

Los consumidores responsables cada vez se preocupan más por el comercio justo, el comercio de cercanía o los productos de origen, como así también que estén libres de petrolatos, de sufrimiento animal, o de alérgenos, esto hace que la cosmética natural y vegetal se posicione cada vez más como un sector muy potente y de marcado crecimiento continuo.

La cosmética natural y vegetal de hoy en día, no es más que la evolución del uso de los productos naturales, como cosméticos y maquillaje, para los tratamientos de belleza en la antigua Roma, la Grecia Clásica o el legendario Egipto. Todas las culturas cuentan con preparados de tintes o ungüentos con fines rituales u ornamentales, pero el aseo y el embellecimiento personal son características del ser humano en toda sociedad o comunidad.

A diferencia de la cosmética industrial, los cosméticos naturales no son irritantes ni tóxicos, y esto los convierte en una opción muy recomendable incluso para personas con piel muy sensible que sufren las alergias provocadas por los químicos de los tratamientos convencionales, además devuelve el confort y el bienestar que siempre provoca la naturaleza.

La cosmética industrial tiene como principal elemento el uso de aceites y grasas derivadas del petróleo (parafinas, vaselinas, aceites minerales) desde el punto de vista económico es muy rentable para las empresas, sobre todo las petroquímicas. Pero solo aportan toxicidad y una falsa hidratación de la piel que comienza el largo camino del deterioro progresivo. La Unión Europea ha prohibido y restringido el uso de más de 1500 productos químicos en cosmética solo en la última década.

Los laboratorios de cosméticos cada día incorporan más, al uso de productos vegetales y naturales. En la Unión Europea se ha registrado un crecimiento de hasta un 20% anual y gracias a ello, se está convirtiendo en una tendencia mundial. Se espera que este crecimiento se duplique en los próximos tres años.

Esto ha llevado a la cosmética natural a convertirse en el sector de mayor crecimiento dentro de la industria cosmética. Desde hace años, los consumidores pueden adquirir productos cosméticos naturales y vegetales en grandes tiendas, y no solo en las especializadas o el mercado online, algo que aumenta exponencialmente el crecimiento de este sector, sino también en supermercados de muchos países.

Teniendo en cuenta el auge que ha estado teniendo la cosmética natural en nuestros días, y el crecimiento económico del sector, podemos entender la importancia que supone para muchas empresas apostar por este mercado. Con beneficios que están reconocidos científicamente y productos que son reclamados por ecologistas, naturistas y consumidores responsables, ha provocado que cada vez más empresas y comercios apuesten por la cosmética saludable.

Ignacio Conde
iconde@fyn5.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here