Es posible bajar de peso saludablemente?

56

Frecuentemente aparecen dietas para bajar de peso, promovidas a través de programas de televisión, revistas de moda, alimentación, etc., que prometen una rápida pérdida de peso con poco esfuerzo. Estas “dietas milagro” pueden implicar un riesgo para la salud y pueden provocar deficiencias de nutrientes (proteínas, minerales, vitaminas y ácidos grasos). En general favorecen el efecto “rebote” al abandonarlas, ya que las personas que las siguen no han aprendido a comer saludablemente y tarde o temprano vuelven a las costumbres que les hicieron engordar. El sobrepeso suele ser el resultado de hábitos equivocados que se han mantenido durante un largo tiempo, como una alimentación inadecuada y la falta de actividad física regular.
La reducción de peso depende en gran parte de nuestra voluntad, buscando cambiar hábitos que se sostengan a lo largo de toda nuestra vida.

Productos “dietéticos”
Es importante tener en cuenta que hay muchos mitos sobre los productos “dietéticos”. Un alimento bajo en grasas o en calorías no necesariamente ayuda a bajar de peso. Muchos de estos alimentos “dieté- ticos” tienen edulcorantes, saborizantes, colorantes, espesantes que en exceso, son sustancias tóxicas para el organismo. Otro problema por el cual estos productos no deben ser de libre consumo, es porque cuando se disminuye la cantidad de azúcar en los productos, se aumenta la cantidad de sodio y de edulcorantes artificiales para compensar al paladar. El exceso de sodio retiene líquido, lo cual aumenta el peso y puede generar problemas para la salud del hígado y riñones. El consumo regular de edulcorantes artificiales puede tener distintas consecuencias:
– inflamación intestinal
– cambios en las papilas gustativas
– aumento de peso
– problemas de memoria
– adicción – enfermedades
– toxicidad
– retención de líquidos

¿Como bajar de peso saludablemente?
Antes que nada es importante cambiar la palabra “dieta” por “cambio de hábito alimentario”, ya que vamos a buscar cambios de hábitos que se sostengan en el tiempo (algunos cambios se logran rápidamente, otros tardan más). Lo importante es respetar el tiempo de cada persona, ya que cambiar hábitos equivocados que se han sostenido por más de 30 años no se cambian mágicamente.
Un alimento puede tener “calorías”, pero en el organismo ser usadas para distintas funciones sin generar un aumento de peso. Por ejemplo, los ácidos grasos (un nutriente indispensable para el correcto funcionamiento del organismo) provenientes de aceites de primera presión en frío, palta, semillas, frutos secos, etc. son muy importantes para el metabolismo, hormonas y otras funciones orgánicas, por eso no van a ser depositadas como “grasa” en el organismo y no van a engordan (siempre hablando de un consumo moderado). El cuerpo utiliza los ácidos grasos para sus distintas funciones como:
– ayudan al crecimiento y desarrollo neurológico
– previenen accidentes cardiovasculares
– son antiinflamatorios
– necesarios para una piel saludable
– Fortalecen el sistema inmunológico y el sistema nervioso: la falta trae problemas de aprendizaje, problemas emocionales inexplicables, desórdenes inmunológicos, entre otros. Además de los ácidos grasos, se necesitan minerales, proteínas y vitaminas que provienen de alimentos como las verduras, las frutas, legumbres (lentejas, garbanzos, porotos), pseudo cereales (quínoa, amaranto), etc. Se pueden realizar muchas preparaciones ricas y nutritivas con estos alimentos. Las legumbres y pseudo cereales se pueden usar también como harinas al ser trituradas y preparar panqueques, galletitas y postres.
Es importante volver a “lo natural”, a disminuir el consumo de alimentos procesados, a volver a cocinar en casa si se tiene tiempo, a darle al cuerpo lo que necesita, a bajar de peso de forma saludablemente.

Dra Elba Albertinazzi
Lic. Maria Muller
Asoc. Arg. de Médicos Naturistas
info@aamenat.org.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here