Es hora de publicitar

23

Publicitar para vender más

Es un momento especial. Todo negocio necesita ganarle de mano a la crisis. Y la publicidad siempre fue uno de los caminos para superar el estancamiento en las ventas.

Por lo tanto, con esta nota, vamos dar inicio a sugerencias prácticas para que más gente venga a su negocio.

Decimos “más gente”, más compradores, porque es el punto de expansión. En la próxima nota (en primavera) vamos abordar el tema de “vender más a aquellos que vienen”. Por ahora, intentemos incrementar el número de clientes/día.

¿Con cuántos cuenta?

En la mayoría de las dietéticas medianas, el ticket promedio, hoy, en Buenos Aires, es de $ 30 (dice bien, treinta pesos). Tenga siempre en cuenta que, en un solo día, Usted necesitaría una venta bruta que cubra el alquiler. Vuelvo con lo ya explicado: si su alquiler es $ 3.000 (tres mil), lo ideal, desde el punto de vista financiero, es que su negocio venda $ 3.000 por día. Ese es un parámetro. Cuando escribo tal relación, muchos lectores/as me han expresado preocupación. No se preocupen, de a poco vamos llegando. Pero hay que actuar en consecuencia.

El punto de partida es considerar los $ 30 pesos promedio de compra por cliente y desde ese número, promover acciones sostenidas, reiteradas, de largo plazo, para captar más clientes.

El boca en boca es muy importante

Consideremos que el mejor promotor de nuestro negocio es el propio cliente. Aquí, todo comienza con buena atención, alegre, buena onda. Conocer por el nombre a sus clientes. Comenzando por hacer que sepan el nombre de Usted.

Después, tener presente la necesidad, el hábito de compra de cada cual. Un pan sin sal para la Sra. Amelia, la tostada para Don Eugenio, la mermelada especial para la Sra. Gabriela. Por si el caso. El cliente viene entrando y Usted ya le manifiesta que la fécula de maíz ya llegó, que el maní salado Usted se lo apartó. A todo cliente le gusta ser exclusivo, ser importante. Llamar por el nombre es una caricia al ego. He visto cosas fuera de lugar, como llamar de “papito”, “mamita”, “abuelo”.

Cuando el cliente se siente bien, sale feliz y comenta, recomienda. Esa es la mejor publicidad, es gratis. El buen cliente es aquel que vuelve y que trae otro. Trabaja para nosotros (como retribución) y sin cobrar. Solamente quiere afecto. Acuérdese: en las dietéticas vendemos buenos productos y caricias al ego.

Publicidad en la puerta del negocio

La publicidad en la puerta es para invitar a entrar. De eso se trata, cuando hablamos de incrementar el número de clientes/día.

Ese aspecto está muy descuidado en las dietéticas. Prácticamente, toda mañana deberíamos llamar la atención mediante un cartel que promocione algo para ese día. Arroz yamaní a un precio especial, solamente hoy. Lentejas para las noches frías. También, por ejemplo, he visto una dietética que decía: “Cómo hacer locro – retire aquí una receta sin cargo”.

La promoción en la puerta debe ser siempre nueva. De lo contrario, se convierte en “paisaje”. Y pierde fuerza.

Publicitar en medios especializados

El Convivir, periódico líder, viene dando buenos resultados para muchas dietéticas. Si así lo quiere corroborar, fíjese la cantidad de casas naturistas que hacen publicidad. La dirección de Convivir siempre está abierta al diálogo y tiene planes accesibles.

Además, en todos los barrios y ciudades del interior, existen publicaciones locales, que tienen mucha fuerza en la comunidad. La provincia de Entre Ríos, para ser específico en un caso, básicamente, en todo pueblo se edita un medio local. Busque contacto y se va a favorecer. También, en el interior, Usted puede ofrecerse para escribir notas y que el medio local las publique.

Publicitar en la radio FM

Seguramente que en su pueblo, o barrio, existe una FM. Para darle una idea, Usted puede comprar un horario, un tiempo de una hora. Después, hacer Usted el programa, hablando de productos, hablando de soluciones, comentando. Invitando gente para ser entrevistada. Y pasando música. Pruebe! Se va a sorprender.

Los esperamos para la próxima nota. Dice la leyendo que el mes de agosto hay que prepararse con ruda. Tenga ruda en su negocio, regale una bolsita con ruda, agregando algo como: FELIZ AGOSTO.

Helio Perotto es psicólogo, educador, con posgrado en comunicación comercial. Es emprendedor, comparte una empresa familiar y una dietética (con la esposa) siendo titular de marcas propias, las cuales están en nuestro mercado. Como actividad institucional, está vinculado al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, como consultor de Marketing y Comercialización para el Proyecto Jóvenes Emprendedores Rurales (un programa de emprendedorismo del Banco Mundial para fomentar la creación de empresas). Helio Perotto se siente honrado en compartir sus ideas en las notas del CONVIVIR.

Para consultas (sin cargo para lectores): helioperotto@gurfi.com.ar

Helio Perotto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here