Elijo y exijo, una cosmética natural certificada

18

Cotidianamente al higienizar o desinfectar nuestro cuerpo, así como nuestros ambientes de forma rutinaria, utilizamos muchos productos de cosmética y de higiene: Jabones antibacteriales, detergentes y desinfectantes, muchos de ellos porque nos lo “enseñó” la publicidad. Pero lo que no nos enseñaron es que, a mediano y largo plazo, esta cosmética
podría causar más daños que beneficios.
Este tipo de cosmética no sólo promueve el desarrollo de bacterias cada vez más resistentes, sino que los compuestos antibacterianos como el triclosán también han sido relacionados con un gran número de efectos dañinos para la salud, especialmente en niños pequeños.
Por ejemplo, las investigaciones han demostrado que el triclosán puede alterar la regulación de hormonas y podría interferir con el desarrollo fetal en mujeres embarazadas. Este ingrediente antibacteriano también ha sido relacionado con alergias, disfunción de la tiroides, disruptor endocrino, respuestas inflamatorias y depresión del sistema inmune.
Pero el coctel de químicos presente en la variedad de cosméticos de uso diario es muy variado: Sodium laureth sulfate, Sodium Lauryl Sulfate, Diethyl Phtalate, Dimethyl Phthalate, Methylparaben, Propylparaben, Ethylparaben y Butylparaben, Petrolatum, Paraffinum liquidum. Etc. Agua y jabón es todo lo que necesita para eliminar de forma segura los microbios que causan enfermedades. Incluso la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos ha afirmado que “actualmente no existe evidencia de que los “jabones antibacteriales” sean más efectivos en la prevención de enfermedades que el hecho de lavarse con jabón regular y agua.”
La piel es el órgano más grande y absorbente de nuestro cuerpo. Absorbe fácilmente las sustancias químicas, por lo que cuidarnos y elegir conscientemente los productos de
cuidado personal es muy necesario para cuidar de nuestra salud, particularmente cierto, en el caso de las mujeres, que tienden a utilizar varios productos diferentes diariamente.

El maquillaje también es una fuente oculta de metales
pesados.
En un reporte titulado Heavy Metal Hazard: The Health Risks of Hidden Heavy Metals in Face Makeup (El Peligro De Los Metales Pesados: Los Riesgos de Salud Del Maquillaje Facial Con Metales Pesados), la Defensa Ambiental analizó 49 productos de maquillaje diferentes de los cuales:
El 96 % contenía plomo
El 90 % contenía berilio
El 61 % contenía talio
El 51 % contenía cadmio
El 20 % contenía arsénico
Al utilizar cosméticos y maquillaje convencional diariamente, podríamos estar absorbiendo casi 2kg de sustancias químicas en “mi cuerpo” al año y eso sin tomar en cuenta el uso de loción, desodorante, champú, acondicionador y otros productos de cuidado personal que una
vez colocados sobre nuestra piel los llevamos todo el día con nosotros hasta que es completamente absorbido por nuestra piel. Para prevenir daños en la salud, deberíamos utilizar marcas orgánicas de artículos de tocador y cosméticos. Hay que tomar en
cuenta los cosméticos y cremas o productos de belleza que utilizamos cada día. Estos están en contacto con la piel constantemente y deberían ser productos de verdadera
calidad y lo más naturales posibles. Es decir, que no contengan elementos químicos e irritantes para mi piel y que permitan, entre otras muchas cosas, la respiración adecuada de las células.
El número de patologías crece exponencialmente. Alergias, irritación, erupciones, quemaduras y hasta caída del cabello son algunas de las reacciones que sufren un considerable número de personas, debido al uso de cosméticos o productos de belleza e higiene personal elaborados con químicos peligrosos para la salud los cuales, son responsables de afecciones de la piel y de posibles efectos cancerígenos a largo plazo.
Muchas personas por ahorrarse un poco de dinero suelen elegir cosméticos sin considerar los ingredientes de los que están hechos los productos. Es muy importante que hagamos un esfuerzo y consideremos el cuidado en los productos cosméticos que compramos y usamos, de manera que nuestra piel, no pierda su salud y su juventud prematuramente.
Tanto los productos cosméticos, como los productos de higiene deben ser desarrollados para cuidarnos y protegernos y no para intoxicarnos e irritarnos. Exijamos una cosmética
amiga, no agresiva, una cosmética bio-saludable, en armonía con mi cuerpo y el medio ambiente.

Datos importantes de la cosmética natural:
• Por ser productos naturales, su tiempo de vida es menor que los de síntesis química.
• Poseen una textura y color distintos a los elaborados con químicos sintéticos y estos pueden variar con cada producción, ya que ni el color ni el aroma es exactamente igual en
una planta de una cosecha a la otra. Estos factores varían con el clima y el entorno.
• No contienen sustancias dañinas para la piel ni para la salud del usuario.
• Suelen ser un poco más costosos debido a su calidad Premium, no olvidemos que la industria sintética creció rápidamente por bajar los costos de las materias primas y hacer los productos más económicos en forma masiva.
• Muchos de los que se dedican a elaborar cosméticos naturaleestán realmente preocupados en la calidad del producto y no en la presentación del mismo, por lo que no añaden ninguna sustancia química para mejorar su apariencia, como blanqueadores, estabilizantes o aromatizantes.
• Para perfumar el producto no se utilizan en ningún caso aromas artificiales, ni siquiera son admisibles aquellos aromas idénticos a los naturales, los cuales llegan a contener
un 100% de materias primas artificiales.

Ignacio Conde
iconde@boti-k.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here