El poder de los antioxidantes

8

Naturalmente nuestras células sufren un proceso llamado oxidación, que genera “radicales libres”, los cuales en grandes cantidades producen el envejecimiento de todas las células del cuerpo. Para atenuar dicho efecto, podemos incorporar a nuestra dieta alimentos ricos en vitaminas y minerales, como por ejemplo: vitamina A, C y E; Selenio, Zinc y Manganeso, que gracias a su poder antioxidante además de prevenir el deterioro de nuestro organismo, intervienen en el normal desarrollo de los tejidos, tanto en su manutención como en la reparación de las células.

Los micronutrientes los podemos encontrar en:

Vitamina A: Productos de origen animal: pescados grasos, hígado, carnes, aceites de hígado de bacalao, quesos y en la yema de huevo. También en forma de beta carotenos en alimentos de origen vegetal como zanahoria, tomate, repollitos de Bruselas, brócoli, vegetales de hoja verde, frutos anaranjados y rojos.

Vitamina C: Frutos rojos, cítricos, melón, brócoli, tomate, pimiento morrón, frutillas, coliflor y kiwi.

Vitamina E: Aceites vegetales: oliva, girasol, maíz y canola; germen de trigo; nueces, almendras, avellanas, pistachos, castañas, piñones, maní; semillas: lino, chía, zapallo, amapola, girasol y sésamo.

Selenio: Avena, germen de trigo, arroz integral, ajo, castañas de Pará, piñones y levadura de cerveza.

Zinc: Frutos secos, avena, centeno, trigo integral, carnes rojas, pescados y pollo. Legumbres, levadura de cerveza, algas y semillas de zapallo.

Manganeso: Frambuesa, ananá, palta, yema de huevo, banana, avena, legumbres, ajo y zanahorias.

Aprovechando que el clima empieza a ser más caluroso, tenemos la posibilidad de elegir y comer frutas de estación y preparar ricas ensaladas frescas con la mayor variedad, tanto en color como en texturas. 

A su vez, existe un potente antioxidante, el té verde molido: Matchá. Su alto contenido en polifenoles y compuestos fitoquímicos permite evitar y prevenir el envejecimiento celular.

Con una alimentación variada, colorida y completa logramos no sólo vitalidad sino también protegernos de posibles enfermedades.

“Que la comida sea nuestro alimento y nuestro alimento, nuestra medicina”

Les dejo una receta fácil y práctica:

Pancakes de Té verde Matchá

1/3 taza de harina integral

200cc de leche de almendras

1/2 cdita. de polvo de hornear

1 cdita. de té verde en polvo

1 huevo

1 cda. de Miel o stevia para endulzar

En un bowl mezclar los secos: harina, polvo para hornear y té verde. Agregar el huevo y la miel/stevia e integrar.

Incorporar de a poco la leche hasta formar una preparación semi-líquida. Cocinar lado a lado.

Opcional: cubrir con queso untable, almendras fileteadas, cranberries y bananas en rodajas. Servir y disfrutar!

Corina Russo
Equipo de Nutrición – New Garden

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here