El corazón un problema femenino

13

Las ECV (enfermedades cardiovasculares) no se las considera un problema femenino, existen muchas falsas creencias en torno a las ECV: como que los síntomas en hombres y mujeres son los mismos o que es algo que afecta principalmente a los hombres. En Argentina 1 de cada 3 mujeres muere por una ECV y aunque es la principal causa de muerte son las patologías relacionadas a lo ginecológico en las que se piensa cuando se habla de los factores de mortalidad en mujeres. Lo esencial a comprender es que las ECV son prevenibles su detección y tratamiento permiten reducir el riesgo.

Los ataques cardíacos en mujeres

Un ataque cardíaco en una mujer es mucho más grave que en un hombre, la tasa de mortalidad en mujeres es del 32% y en hombres del 29% según el Ministerio de Salud de La Nación. Esto se debe principalmente a que la mujer no es consciente de los factores de riesgo de ECV y no reconoce los síntomas de un infarto, llamando a emergencias entre 90 y 120 minutos más tarde, el 95% de los ataques cardíacos podría ser evitado si se tratan con tiempo.

Algo muy importante a tener en cuenta es que los síntomas de ataque cardíaco en mujeres son distintos que en los hombres, ya que podría ser que el dolor en el pecho no se presente; y muchas veces, como no se reconocen los síntomas, no se sabe lo que está sucediendo.

¿Cuáles pueden ser los síntomas de un ataque cardíaco en mujeres?

• Malestar en la mandíbula, cuello, hombro, parte superior de la espalda o abdomen

• Nausea o vómito

• Vértigo o mareo

• Falta de aire

• Dolor en uno o ambos brazos

• Fatiga inusual

Factores de riesgo en mujeres

Los factores de riesgo son los mismos que en los hombres: obesidad, tabaquismo, sedentarismo, consumo excesivo de alcohol, diabetes, colesterol alto y triglicéridos altos. Es importante saber que todos estos riesgos aumentan después de la menopausia y que hay algunas salvedades a tener en cuenta en el caso de las mujeres.

– Colesterol: Este es uno de los principales factores a tener en cuenta y por el cual una mujer debería hacerse chequeos con un cardiólogo a partir de los cuarenta. Antes de la menopausia las mujeres tienen, por la producción de estrógeno, mayores niveles de “colesterol bueno” y éste reduce las chances de episodios cardiovasculares o cerebrales; sin embargo después de la menopausia el colesterol bueno suele bajar aumentando el riesgo cardiovascular, siendo necesario mejorar la alimentación, ejercicios y, en casos que lo requieran medicamentos.

– Diabetes: En las mujeres la diabetes aumenta cinco veces la posibilidad de tener riesgo de ECV mientras que en el hombre solo dos veces.   

– Anticonceptivos orales: los investigadores creen que las pastillas elevan la presión arterial y los niveles de azúcar en sangre de algunas mujeres, además de aumentar el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos. Los riesgos aumentan con la edad pero es esencial indicar al médico sobre cualquier otro factor de riesgo antes de comenzar a tomar los anticonceptivos orales.

– Tabaquismo: aunque los niveles de tabaquismo en adultos ha disminuido en general, ha aumentado en el mundo el número de mujeres fumadoras y desde muy temprana edad. El hábito de fumar combinado con las pastillas anticonceptivas aumenta considerablemente el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un ACV. Afortunadamente, sin importar el tiempo que hayan fumado, las fumadoras pueden reducir inmediatamente su riesgo de sufrir un ataque cardíaco si dejan de fumar.

Prevención

El estilo de vida puede ser un factor de riesgo, nuestros hábitos pueden llevarnos a padecer una ECV, su prevención comienza antes de la detección con una vida saludable.

• Hacer 30 minutos de ejercicio diario. Puede prevenir 1 de cada 12 muertes y 1 de cada veinte casos de ECV.

• Consumir frutas y verduras a diario.

• Limitar el consumo de sal.

• Consumir cereales integrales.

• Bajar el consumo de carne roja y aumentar el de pescado.

• Evitar el tabaco, el alcohol y las bebidas azucaradas.

• Realizarse chequeos cardiológicos.

Así como hemos logrado instalar el Papanicolau y el control de mamas, es importante concientizar sobre los riesgos cardiovasculares en mujeres. La falta de información hace que las ECV se encuentren cuando ya están avanzadas y los riesgos son mayores. No hay que descuidar los chequeos y controles preventivos a partir de los cuarenta años; y cuidar la salud cambiando los hábitos. Desde la Federación Argentina de Cardiología surge una iniciativa para celebrar el 26 de agosto el Día Nacional de Concientización de la Enfermedad Cardiovascular en la Mujer. Esto se realiza dentro del marco de una gran campaña nacional “Mujeres en rojo Argentina”, que a su vez responde a una iniciativa internacional. La FAC impulsó el tratamiento de una ley nacional para que esta fecha de concientización sea establecida oficialmente y el proyecto ya tiene media sanción de Diputados<

Links de interés:

http://mujeresenrojoargentina.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here