El café verde

106

El café verde comenzó a hacerse famoso hace relativamente poco tiempo descubriéndose como un gran aliado para el descensode peso. Despejemos dudas. Es café? Sí pero se trata de un grano sin tostar ni torrar, el cual no ha finalizado su proceso de maduración.
Se descubrió que entre sus propiedades beneficiosas, el café verde además de tener efecto saciante es un gran antioxidante que protege nuestras células contra el envejecimiento y previniendo la degeneración del organismo. Los estudios indican que posee compuestos llamados fenólicos, como el ácido clorogénico, un fitoquímico que tiene efectos antidiabéticos
y adelgazantes. Además favorece la disminución del azúcar en sangre, tiene beneficios sobre la presión arterial. Y da un efecto saciante
En palabras más serias: “El Ácido clorogénico: disminuye la absorción de hidratos de carbono y de grasa y reduce los niveles de glucosa y los picos de insulina. Además, reduce la grasa que se acumula en el hígado y mejora las funciones de una hormona quema grasas”. Este ingrediente activo solo está presente en el café verde, pues el café convencional lo pierde durante el tostado de los granos.
¿Y la cafeína? Bueno, contiene menos del 20% de la cafeína presente en una taza de
café, así que no produciría ansiedad o nerviosismo como su hermano tostado.
El café verde también eleva la actividad “Lipólitica”, esto ayudaría a regular el
depósito de grasas en los tejidos. Esta capacidad drenante de grasa acumulada
ayuda a eliminar la celulitis tan molesta. El café verde es un aliado en cualquier dieta de
descenso de peso.
Otra de sus propiedades es la “antioxidante”, esto significa ayuda a mantener en buen estado nuestras células previniendo el envejecimiento.
En el caso de la Diabetes: Los médicos y nutricionistas lo recomiendan para la Diabetes tipo 2 ya que es ideal para rebajar el nivel de azúcar en sangre.
¿Tiene un beneficio anticancerígeno? Parece que “el café verde, gracias al Ácido Clorogénico, neutraliza ciertos componentes cancerígenos evitando que dañen el ADN, y se produzcan mutaciones”.Además: Reduce la fatiga y evita la formación de cálculos renales. También, nos
ayuda a mejorar la memoria. Cómo se consume: los nutricionistas recomiendan tomar 400 mg por día, dividiéndolo en dos tomas. La primera toma sería de 200 mg 30 minutos antes del desayuno, y la segunda de 200 mg, 30 minutos antes de la cena. El beneficio de su propiedad saciante es que nos permite planificar nuestras comidas con más tranquilidad sin
perdernos en un paquete de galletitas, ni el pan. El famoso “picoteo entre horas. Asimismo no se trata de una solución mágica, los aportes para la salud del café verde son muchos y variados pero deben ser acompañados por una buena dieta consciente, actividad física y disciplina.
Todo en su justa medida: Aunque un consumo moderado es totalmente seguro, no se recomienda su consumo en: niños pequeños, embarazadas, personas con problemas de riñón y quienes sigan una dieta baja en hidratos de carbono (ya que reduce la absorción de azúcar de los carbohidratos). No se aconseja su consumo en personas con cardiopatías ya
que ejerce un efecto de aceleración del ritmo cardíaco.
Se recomienda siempre consultar a su médico y nutricionista.

Agustina Collazo

Compartir
Artículo anteriorProtege tus labios
Artículo siguienteAlergias alimentarias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here