Diagnóstico Kirlian 2da. parte

47

Para refrescar la memoria del artículo anterior: La fotografía Kirlian, para muchos estudiosos del tema es la foto del alma, otros afirman que es la fotografía de uno de los 7 cuerpos sutiles que envuelven al cuerpo físico. Para nosotros es la posibilidad de hacer visible nuestra energía vital y poder conocer los estados emocionales sin resolver que ocasionan las enfermedades (Rene May afirma que el 90% de las enfermedades tienen su origen en problemas emocionales, un 5% heredado y un 5% ambiental). Se llama fotografía de contacto porque la cámara no usa lentes, se apoya el dedo directamente sobre el film fotográfico y mediante una descarga eléctrica de 7 Kilovoltios se ioniza el aire alrededor del dedo (emisión fría de electrones) haciendo “visible” la energía sutil que irradian los seres biológicos. En nuestro caso fotografiamos solamente el dedo mayor de la mano derecha (como salgo a la vida) y el dedo mayor izquierdo (como soy). La energía Ying es de color rosa fucsia presente en la punta del dedo (distal) y en la base del dedo (proximal), a ambos lados la energía azul celeste representa la energía Ying. ¿Y por qué los dedos? Porque es allí es donde comienzan o terminan los meridianos acupunturales.

• Caso 1: DISCONFORMIDAD CON LA VIDA = ALERGIAS

En esta foto Kirlian se puede ver una forma muy particular de doblarse las fibras de energía Yin que salen de la yema del dedo, lo hacen en forma de “paragüitas”. Esto, si estuviera aislado indicaría “tristeza”, pero en este caso, si observamos la parte de arriba de la foto, es decir en la zona distal, vemos como “plumeros”, está indicando que el individuo está forzado a vivir una vida que no le gusta, que se quiere sacar de encima, lo cual lo lleva a los estados alérgicos. En la misma foto, pero el lado izquierdo, se observan las fibras energéticas que salen como arrugadas, formando “arbolitos”, indica una enfermedad crónica, en este caso en la columna. Si observamos la misma foto, pero ahora en el interior del dedo pero abajo, zona proximal, se ve una medialuna rojo naranja. Esto indica “dolores del alma” muy viejos. (Para los que entienden de chamanismo, representa “fracturas de alma”).

Este fue un caso real: Se trató de un joven de aproximadamente 30 años cuya dolencia estaba tipificada por la medicina como “alergia”. Presentaba urticarias con mucho picor, sangrantes por rascarse, en los brazos, cuello y axilas, estaba medicado con corticoides que le proporcionaban cierto alivio. Le habían practicado algunos test para determinar si se trataba de una reacción al pelo del gato o al polen de las plantas.

Cuando se le preguntó qué cosa de su vida le era desagradable y se veía obligado a hacerla contestó que él trabajaba en un frigorífico y su tarea consistía en matar vacas, cosa que odiaba hacer, pero si se negaba a esta tarea lo podían despedir. Contó que tenía 4 hijos que mantener y una esposa discapacitada. A continuación se le aconsejó abandonar ese trabajo y que se buscara otro más agradable para él, contestó que eso le era imposible.

Después de aproximadamente un año lo encontré en un supermercado de la localidad de Moreno, me reconoció y vino a saludarme. Me mostró sus brazos y dijo que habían desaparecido totalmente las ronchas, cuando, después de renunciar, empezó a trabajar de repositor en ese mismo supermercado. Inmediatamente después de dejar el anterior trabajo su vida cambió, no más pesadillas y no más alergias.

Comprobamos que muchas de las alergias que presentaban adolescentes, se debían al posible maltrato o incomprensión de sus padres, teniendo que someterse a una vida que no les gustaba vivir. Esas alergias desaparecieron con la emancipación, es decir cuando consiguieron un trabajo o se fueron a vivir solos.

• Caso 2: ENOJO CONSIGO Y CON EL MUNDO (Agresividad contenida)

Se trataba de una persona sana que sufrió un gran dolor al perder a su madre a causa de una mala-praxis en el hospital donde trabajaba como enfermera. Se puede ver en la punta del dedo (distal) y muy por afuera, una zona de energía roja purpura (enojo con el mundo) y en la base del dedo (proximal) también se ve una energía roja parecida a la anterior que representa enojo consigo mismo. De mantenerse esta situación, deviene en odio y podría ocasionar alguna enfermedad degenerativa. La única medicación para esto es aprender a perdonar y perdonarse. La gente que vive odiando sufre permanentemente de dolores físicos y debe recurrir a los analgésicos.

Es creer o reventar

Ing. Guillermo Marino Cramer
Autor del libro:
“Crónica de un viaje a lo desconocido”
Email: skyjetar@gmail.com
Buscame en google!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here