Cómo sentirte vital, sano y en paz con el mundo

7

Experiencia personal: Hace 10 años, luego de ver por internet un discurso de un activista vegano estadounidense, dejé de comer animales. Los interrogantes que proponía Gary Yourofsky en “El mejor discurso que jamás escucharás”, que al principio me golpearon en lo más bajo de mis creencias y costumbres, hicieron que me replanteara la manera en cómo mi alimentación estaba provocando sufrimiento innecesario en mí y en otros seres sintientes. Y a pesar de que al comienzo cuestioné cada palabra, como hacemos con todo lo que no conocemos, investigué a fondo el tema y decidí ser más crítica a la hora de elegir los alimentos que nutrirían mi cuerpo y mi alma. Pero el Veganismo (Donald Watson, 1944) es en realidad una filosofía de vida dónde se busca evitar el mayor sufrimiento animal posible y de esta manera no sólo significa dejar de comer derivados de otras especies sino también no fomentar el consumo, ni financiar o legitimizar, utilizar servicios  de origen animal por una cuestión ética. En este mundo dónde el hombre se considera con el derecho a decidir sobre los intereses de otros seres (Especismo), ser vegano es un despertar a la consciencia de que todo sujeto de una vida tiene derecho a no ser tratado como propiedad.

Consecuencias del Especismo: Es de conocimiento público las atrocidades que se esconden detrás de una hamburguesa, un huevo frito o un simple vaso de leche; sólo que el marketing de las industrias cárnicas y lecheras buscan desviar tu mirada hacia el producto final y no sobre la materia prima o peor aún, el proceso por el cual se obtiene. Día tras día miles de pollitos machos son triturados al nacer por no ser útiles para el negocio, cerdos con pocos días de vida y sin anestesia son castrados, vacas son inseminadas para luego quitarles sus crías y robarles su leche provocándoles severas infecciones que son cuidadosamente tratadas con antibióticos que terminan en tu desayuno. Los trabajadores cortan picos, colas, pezuñas para evitar que por el confinamiento, los individuos se mutilen mutuamente.  Animales encerrados que nacen y viven sin conocer la luz del sol, ni la caricia del viento, muchos en cubículos de metal y cemento, con luz artificial que no les permiten dormir bien, entre sus propios desechos, usados para pruebas con químicos que los laceran o mutilan, mueren de pie. Otros son usados para el testeo de cosméticos, medicamentos que les causan deformaciones y bultos cancerosos, algunos son designados al entretenimiento, como los toros en las corridas, los gallos de riña, los galgos en las carreras, los pitbulls en peleas, los zoológicos, circos, etc.

A nivel ambiental, la ganadería es una de las principales causas de la pérdida de biodiversidad, contribuye a la emisión de gases de efecto invernadero, los cuales afectan directamente a los cambios de clima, se produce la contaminación de agua dulce por los desechos de los animales  y ocupa casi el 80% de la superficie terrestre libre de hielo entre pastizales y cultivos que son destinados a alimentar al ganado, lo cual como mencionamos anteriormente, destruye ecosistemas y deja inhabitables las zonas para la fauna  y flora local.

Desde la salud, la dieta vegetariana estricta está considerada uno de los mejores planes de alimentación, ya que ayuda a regularizar por completo el colesterol, evitar problemas cardíacos, se corre menor riesgo de contraer diabetes de tipo 2, obesidad, hipertensión y ciertos tipos de cáncer, siempre que sean planificados adecuadamente, guiados desde un principio por un nutricionista especializado. Es apropiada para todas las etapas del ciclo de vida, incluyendo embarazo, lactancia, infancia, niñez, adolescencia, ancianidad y atletas de alto rendimiento. (Academia de Nutrición y Dietética de EEUU y Asociación de Dietistas de Canadá).

Veganismo: la respuesta

Muchas personas hoy en día eligen alimentarse, vestirse, divertirse, vivir, eligiendo la mejor manera de estar en paz con el mundo y la naturaleza. El movimiento creció de tal forma que en nuestro país podemos encontrar ferias, artistas, panaderías, restoranes y hasta ¡una parrilla vegana a metros de la plaza Congreso! En las dietéticas podemos encontrar cada vez más productos de micro emprendimientos y de grandes empresas que apoyan cada día la iniciativa desde lo nutricional hasta lo biodegradable. Les paso  esta excelente receta de queso!

Quesofu:

En una licuadora o procesadora colocar 250 grs de tofu duro desgranado. 150 cc de aceite (recomiendo uno suave como el de maíz).

4 cdas. de levadura de cerveza nutricional en copos o en polvo.
5 cdas. de fécula de mandioca (acá está el secretito)
2 cdtas. de sal. Jugo de limón a gusto

Ponemos a andar la máquina y en forma de hilo incorporamos 400 cc de agua potable. Una vez que conseguimos una mezcla homogénea, en una olla a fuego medio revolvemos por 7 minutos y voilá! ¡Mozzarella de tofu!

“Llegará el momento en que el hombre verá el asesinato de los animales como ahora ve el asesinato de los hombres” Leonardo Da Vinci

Mariela Belén Ramos
Equipo de Nutrición /New Garden

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here