Alimentación: Mito Vs. Realidad

43

¿Qué es un mito? Comencemos definiendo qué es un mito: es una creencia no real que altera las verdaderas cualidades de una cosa y le da más valor del que tiene en realidad. Dejar instalado en el inconsciente colectivo de la gente conceptos erróneos de los beneficios de los alimentos, aunque parezcan inofensivos, pueden ser peligrosos.

En New Garden nos dedicamos a escuchar al cliente, con qué ideas vienen, qué información leyeron en foros, internet y redes sociales. En algunas oportunidades, como resultado de esa búsqueda en fuentes no tan confiables los clientes vienen con ideas equivocadas sobre el efecto que tiene lo que comemos en nuestro cuerpo… Por ello, aquí te presentamos algunos mitos y realidades que escuchamos a diario que pueden ayudarlos a mejorar hábitos alimenticios.

Mito nº1: “Lo integral no engorda”/La diferencia que hay entre las harinas integrales y las refinadas (harinas blancas), es que la primera no se somete a ningún proceso de refinación y se obtienen a través de la molienda del grano de cereal entero, por lo tanto, conserva la fibra, esto quiere decir que va a producir mayor saciedad (sensación del estómago lleno) lo cual es beneficioso para no comer en exceso y también para algunas patologías como la diabetes, hipertensión arterial, etc. En lo que respecta a las calorías ambas tienen similares cantidades, pero como mencionamos anteriormente las integrales poseen más beneficios para la salud que las refinadas.

Mito nº2: “Fobia al gluten”/El gluten es una proteína que se encuentra en cereales como el trigo, la avena, la cebada y el centeno. Existe la creencia de que esta proteína es dañina para nuestro organismo, pero mientras tengamos las enzimas necesarias en el tubo digestivo para asimilarla no tendríamos ningún problema, de no contar con éstas se producen diferentes reacciones de defensa contra esta proteína, lo que les sucede a las personas con Celiaquía. Por esto mismo queremos desmentir que esta proteína sea mala, ya que es una proteína que el cuerpo puede utilizar para su beneficio.

Mito nº3: “La sal marina no tiene sodio”/En la actualidad la sal marina se ha puesto de moda por la creencia de que no aporta sodio, pero esto no es así, ya que las únicas sales que no lo contienen son las “Sales dietéticas”, las cuales están elaboradas con cloruro de potasio. La realidad es que la sal marina tiene igual cantidad de sodio que la sal de mesa, pero el beneficio lo encontramos en los otros minerales que nos aporta, como potasio, fosforo, magnesio y calcio.

Mito nº4: “Azúcar mascabo vs azúcar blanca”/Actualmente en el mercado podemos encontrar diferentes tipos de azúcar. Que se diferencian en el de proceso de elaboración, unos más refinados que otros. El azúcar mascabo es el primer producto que se extrae de la caña de azúcar y por lo tanto, no es refinada, lo que hace que conserve la fibra, vitaminas y minerales. Se sugiere preferirla antes que las más refinadas como la blanca, que es la que encontramos en cualquier supermercado y que no aporta ningún nutriente necesario para nuestro organismo.

Para evitar estas malas creencias te aconsejamos consultar siempre a un profesional ya que hoy en día hay muchos medios de comunicación que trasmiten información que no está avalada científicamente y pueden generar daños graves a la salud.

Daniela Ottero y Nadia Agosta
Equipo de Nutrición /New Garden

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here