BETACAROTENO Beneficioso para la piel, la vista y mucho más

26

Se trata de un pigmento de un grupo llamado carotenoides que brinda colores rojos, anaranjados y amarillos a las frutas, las verduras y los granos. El betacaroteno también es conocido como pro-vitamina A, y cumple muchas funciones equivalentes, en particular su desempeño como antioxidante, pero sin los inconvenientes que puede tener la vitamina A si nos excedemos en su consumo.

La vitamina A se encuentra únicamente en los alimentos de origen animal y si se consume en demasía, ya sea que provenga de alimentos o suplementos, puede resultar tóxica. Por esta sencilla razón en este trabajo recomendaremos, de acuerdo a los más cualificados consejos de la ciencia, fortalecer el consumo de betacaroteno cuando se requieren dosis elevadas, el cual no presenta estas contraindicaciones.

El betacaroteno constituye un poderoso antioxidante que puede ayudarnos a mantenernos jóvenes y sanos durante más tiempo; los altos niveles de betacaroteno en sangre han demostrado suficientemente ser un protector de la vista, la piel y preventivo de diversas formas de cáncer.

Previene también la aparición del cáncer o limita su reproducción protegiendo las espirales del ADN y evitando su mutación; además, actuaría reforzando el sistema inmune favoreciendo la erradicación de células cancerígenas. En cualquier caso, y a pesar que no conocemos profundamente como actúa en estas situaciones (tampoco se conocen los mecanismos exactos de la reproducción de un tumor), el betacaroteno ha demostrado ser un quimiopreventivo eficaz y debe indicarse para prevenir o tratar el cáncer oral, el de pulmón, el de vejiga, el rectal y los tumores de la piel; es importante considerar que muchos estudios se han hecho evaluando el consumo de alimentos ricos en betacaroteno, especialmente frutas y verduras, lo cual suma otros factores que pueden ser auspiciosos.

La vista también se verá favorecida con el correcto consumo de betacaroteno previniendo su deterioro anticipado y protegiendo contra afecciones como las cataratas. También es de gran ayuda en la degeneración macular relacionada con la edad (DMRE); en este caso se ha observado que la ingesta diaria de betacaroteno junto con vitamina C, vitamina E y Cinc parecen ayudar a prevenir la pérdida de visión y detener el empeoramiento de la DMRE, sin embargo la ingesta de betacaroteno y antioxidantes sin cinc no parece ser de gran ayuda.

Una dosificación óptima de este nutriente ayuda a mantener una piel saludable, facilitando la erradicación de las manchas de la edad, previene el acné, protege de los rayos ultravioletas y promueve un bronceado seguro.

El betacaroteno no tiene recomendación diaria asignada debido a que su carencia no provocaría ninguna enfermedad; para la vitamina A la dosis diaria recomendada es de 5.000 U.I., cuyo consumo suplementario más allá de esta dosis desaconsejamos sin indicación médica. Como dosis recomendada nos remitimos a la opinión de algunos expertos, las cuales varían entre 5.000 y 50.000 U.I y según las necesidades de cada uno, aunque realmente en este caso no es difícil acceder a dosis terapéuticas con el consumo de alimentos específicos.

Los alimentos más ricos en betacaroteno son algas comestibles, batata, zanahoria, brócoli, calabaza, damascos, diente de león, espinaca, melón o papaya, entre otros.

Recetas ricas en betacaroteno

#1 Puré Betacaroteno Plus

Ingredientes:

1 papa pequeña

2 zanahorias

1 trozo de calabaza

1 chorrito de aceite de oliva virgen extra

Preparación: Pelar la papa, la zanahoria y la calabaza y cocinar al vapor hasta que estén a punto de puré; colocar en el vaso de la licuadora con aceite de oliva virgen y especias a gusto, licuar y servir calentito.

#2 Sopa cruda de Calabaza

Ingredientes:

500 gr. de calabaza cruda pelada

Maíz desgranado de media mazorca cocida al vapor

1 zanahoria pequeña cocida al vapor

1 pimiento rojo

1 pimiento verde

1 diente de ajo

1 rodaja de jengibre fresco o 1/2 cucharadita de polvo

1/2 cdta. de comino

1 cda. de aceite de oliva virgen de prensado en frío

Agua, cantidad necesaria

Sal marina o del Himalaya y pimienta al gusto

Semillas de sésamo previamente remojadas para activar

Preparación: Procesar todos los ingredientes agregando el agua poco a poco y a la temperatura que desees hasta que quede una crema; decorar con las semillas de sésamo.

Observa que todos los ingredientes menos el maíz y la zanahoria se utilizan en crudo<

Pablo de la Iglesia
Naturopata
Coautor del libro “Estimula tu inmunidad natural” (Kepler)
/pablodelai  /  www.coachnutricional.net

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here